Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

Bluefields

Mientras la Asamblea Nacional aprobó “hasta medio gas”, la Ley de Protección y Bienestar Animal, que busca garantizar el buen trato a los animales y erradicar la crueldad, ciudadanos de Bluefields comentan en su mayoría que están de acuerdo con dicha ley porque asegura un trato mejor hacia los animales.

“Estoy de acuerdo con esa ley porque si uno no los protege y los cuida, quién lo hará?”, dijo Juan Espinoza, habitante del barrio “Fátima”, quien lamenta cómo algunas personas echan agua caliente, dan veneno o garrotean a los animales.

El estudiante Róger Robinson valora como favorable la ley, “porque nos obliga a mejorar el trato a los animales, sólo los usamos pero nunca pensamos en retribuirle la ayuda que nos brindan”, afirmó Robinson.


Muchas leyes que no se cumplen
Karla Castillo, quien labora para una radioemisora, manifestó que la ley es necesaria pero espera que la apliquen verdaderamente.

“Uno de los grandes problemas que tiene nuestro sistema es que se crea una cantidad de leyes pero luego no se aplican, nadie las cumple, señaló Castillo.

“Ellos también sienten…”, y también comentó que tiene dos perros mascota con tarjeta de salubridad e incluso, tienen nombre y apellidos”.

“Los animales necesitan nuestra protección, hay que bañarlos, alimentarlos y quererlos, una de mis mascotas se llama Rocky Castillo Meza, tiene 3 años de edad y es de raza Rottweiler con Sharpe; el otro tiene la misma edad, se llama Rocky Castillo Meza, es un pastor alemán y así los tengo inscrito en su tarjeta de vacunación”, dice Castillo.


¿Y el chanchito?
Por su parte, Edén Bogues, de la Alcaldía de Bluefields dijo estar a favor de la ley, pero que no se debe ser extremista: “Me parece ilógico y risible que me quieran echar preso porque decidí comerme durante la Nochebuena el cerdo que estamos criando, o que me echen preso porque manden a encerrar a los perros”, dice Borge, afirmado que la única oportunidad que tienen los niños de presenciar los animales exóticos es con la rara vez que llega un circo a Bluefields.

José Luis Flores dice que está, sí y no de acuerdo. “Está bien proteger a los animales, pero me parece una vulgaridad e irrespeto a nuestras tradiciones y costumbres.

Puso como ejemplos el que regulen las montadas de toro, las peleas de gallos, la carrera de patos y las marchas taurinas”, añadiendo que se debe cuidar y proteger la ley sin caer en apasionamientos y extremismo. Sugiere consultar a los ciudadanos y sectores que resultarán afectados.

Auxiliadora Domínguez dice está a favor de la ley. “Ya basta de usar y abusar de los animales, no es posible que los pobres animales son explotados, ya es hora de parar esos abuso”, fueron sus palabras.

Domínguez solicita se construyan hogares para perros callejeros y de esa forma protegerlos. “Una especie de hogares sustitutos y asilo donde pasen sus últimos días”, dijo Domínguez. El procurador de Derechos Humanos en la RAAS, Wilder Wilson dice: “Lo que no entiendo de esta ley es que el castigo es más duro referido a los animales, pero cuando se trata de delitos por violencia intrafamiliar, la pena es mínima, parece que vale más un animal que la vida de una mujer”, pero en todo caso, considera que es necesaria la protección de los animales.