•  |
  •  |
  • END

Ir a las fábricas de ladrillos de Apataco y balnearios de San Jorge, ubicados al sur del municipio, ya no será un tormento para transportistas y pasajeros, ya que antes de que finalice el año esta comunidad dispondrá de una carretera totalmente adoquinada, informó la alcaldesa Jorgina Gilma Canales.

Según Canales, la carretera que une al casco urbano de San Jorge con la comunidad de Apataco, tiene una distancia de un kilómetro, y hoy jueves la municipalidad emprendió una segunda fase de adoquinado, con el que cerrarían el tramo, ya que en la primera etapa que se ejecutó a inicios de años se adoquinaron 500 metros.

Para la funcionaria, el adoquinado de dicha carretera reviste gran importancia tras detallar que Apataco es una zona muy conocida por ser el sitio donde se concentran las fábricas de ladrillos de barro y que popularmente se conocen como tendales, y porque además es zona de acceso a las playas que se localizan al sur de San Jorge.

Mejorando la zona

“Con esta carretera se mejora la imagen de la zona porque son muchos los que llegan a Apacato en busca de ladrillos para lujosas construcciones que se hacen en sitios turísticos, y a la vez surge la posibilidad de buscar un desarrollo turístico porque es una carretera que facilita el acceso a playas que aún no son explotadas en San Jorge, pero que son de gran atractivo por su ubicación tales como La Galpa, El Cóndor y El Cangrejal entre otras,” acotó. La carretera era una demanda de la población desde 1990, ya que según doña María Teodora Córdoba, en la zona la tierra es puro barro y en época lluviosa es casi imposible transitar.

En la primera etapa la obra tuvo el costo de un millón 50 mil córdobas, y fue ejecutada con apoyo del Ministerio de Transporte e Infraestructura, (MTI), la Alcaldía de San Jorge y los pobladores.

“El costo del adoquinado de la segunda fase se aproxima al millón de córdobas y sólo van a quedar pendientes 100 metros sobre el puente de Apataco, porque ahí se tiene que realizar un trabajo especial para dar pase a las fuertes corrientes de invierno y una que otra crecida de dicho río en la época de invierno”, explicó.

Agregó que los recursos provienen de las transferencias en un 50% y el otro 50% son ahorros que obtuvo de la comuna Jorgina en proyectos similares, “y decidimos invertirlos en esta obra para cumplir con la orientación de nuestro gobierno de dar atención por igual, tanto a las zonas urbanas como rurales”, manifestó Canales Cruz.