Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

Tienen 18 días de estar ubicados en la plaza del estadio municipal “Roque Tadeo Zavala” ofreciendo variedad de juegos pirotécnicos, pero la asistencia de compradores ha sido rala, dicen los 29 comerciantes que tienen autorización de la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones (DAEM) de la Policía Nacional. La poca venta la atribuyen a la situación económica que atraviesa el país, pero además a algunas disposiciones de las autoridades que --según ellos-- está afectando el desarrollo del comercio. “Tenemos que cerrar una hora antes de que empiece el juego de béisbol y una hora después que termine, aunque el problema adicional es que después de las diez de la noche está prohibido que sigamos vendiendo pólvora”, expresó Luis Martínez.   

Permiso hasta el 31    
El incremento en el pago de impuestos y nuevos documentos que solicitan también tiene incómodos a los vendedores. “El otro inconveniente es que este año sólo  tenemos permiso hasta el 31 de diciembre, no nos permitirán seguir hasta el 6 de enero como otras veces, en esos seis días quizás podríamos vender algo para reponernos de la mala venta, pero ya dijeron que hasta el 31 es la fecha tope. Nosotros tenemos deudas, trabajamos con riales prestados y debemos pagarlos, pero con esta situación no sé cómo vamos a hacer”, señaló doña María Antonieta Bustos.

“Todo lo que pagamos en impuestos a la Alcaldía, a los Bomberos y a la Policía anda como en tres mil córdobas, pagamos el alquiler del extinguidor de incendios y a los que cuidan; de poquito en poquito se hace un montón de riales y el permiso es por poco tiempo”, lamentó doña Martha Alfaro.  Las entidades involucradas en la venta de pólvora tienen registrados a  29 propietarios de puestos de venta y a unos 65 ayudantes preparados ante un eventual incendio.