Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Con el propósito de brindar mayor seguridad a la población del casco urbano de Masaya, la comisión para regular el trabajo de los talleres pirotécnicos, conformada por autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), la Policía, los Bomberos, la Alcaldía y la Cruz Roja, solicitó a los trabajadores de la pólvora no laborar más hasta que se reubiquen en una zona alejada del centro de la ciudad.

Según la capitana Auxiliadora Huembes, jefa de la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones (DAEM-Masaya), el objetivo es disminuir los riesgos de explosiones, debido al mal manejo de la pólvora, y por ende evitar que haya personas inocentes que resulten gravemente heridas –-con quemaduras-- por la imprudencia de algunos dueños de talleres.


No cumplen medidas
“Recientemente hemos realizado con frecuencia visitas sorpresas a los talleres situados en los diferentes municipios que conforman el departamento de Masaya, y de todos los supervisados sólo un veinte por ciento cumplen con todas las medidas de seguridad solicitada por esta comisión”, afirmó la capitana.

El resto, según Huembes, ni siquiera coloca barriles de agua, “lo mínimo que debe haber en estos lugares”.


Comisión se reúne con dueños de talleres
Debido a la situación, mencionada anteriormente, la comisión decidió reunirse la semana pasada con los dueños de los talleres para plantearles que a partir de este año 2008 no podrán seguir fabricando y muchos menos comercializando pólvora mientras se encuentren ubicados en el sector urbano de Masaya.

Asimismo, el doctor Silvio Navarro, director del Minsa en la ciudad, expresó que si los dueños de talleres no acatan esta orden de la comisión, y sucede posteriormente un incidente trágico, ellos implementarán contra los culpables la Ley 559, la cual indica que toda persona que ponga en riesgo a otras o a su medio ambiente, será sancionada con prisión y un monto de dinero.

Por su parte, algunos de éstos (dueños de talleres de pólvora) manifestaron su descontento aduciendo que aún no tienen el lugar donde ubicarse, otros que no tienen el dinero y otros que esta medida los está perjudicando, “pues al no trabajar no percibimos ningún ingreso”.

No obstante, los miembros de la comisión dicen que no darán marcha atrás a esta decisión, ya que anteriormente por ser condescendientes han ocurrido tragedias, debido a la irresponsabilidad de algunos de éstos.