Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

Catorce salidas de emergencias efectuaron los miembros de la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de la filial de Granada durante el día y la noche del recién pasado 31 de diciembre. Las llamadas de la población fueron recepcionadas por el oficial de turno, Geudin López, quien informó acerca de cuatro incendios que afortunadamente sólo dejaron daños menores.

El primer suceso se produjo en el barrio “Cleto Ordóñez”, en la vivienda de doña María Ángela Carmona Guido, donde unos quince metros cuadrados de construcción quedaron en cenizas. Un corto circuito en el techo originó la tragedia que acabó con una cama, un clóset, una radiograbadora, una olla arrocera y un gavetero.

Otro incendio se registró en Villa Sandino, frente a la Iglesia Espíritu Santo. Don Mario Portobanco llamó al cuartel de bomberos para avisar que la casa de Karla Vega, de 23 años, se estaba quemando. “Esta señora parece que dejó encendida una veladora en un altar dedicado a la Virgen y cayó en una ropa. El fuego se propagó rápido y llegó a otros objetos de la vivienda. Fue una negligencia”, dijo López.

También indicó que cerca del proyecto “Villa Sonia”, en la comarca El Fortín, hubo quema de monte. Una habitante de la zona manifestó que las llamas estaban amenazando algunas viviendas, por lo que los apagafuegos se movilizaron de inmediato. Al llegar ya se habían quemado cuatro manzanas de maleza.