•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN
El popular refrán de que “nadie sabe para quién trabaja”, lo sienten a diario productores pequeños y medianos de Las Minas, por el hecho de que casi siempre en la mañana, en sus fincas o haciendas, aparecen menos reses de las contadas el día anterior, causa que se le atribuye al abigeato, delito grave que califican como “plaga” insoportable en esa zona del Caribe Norte de nuestro país.

Las denuncias por el robo de semovientes y bestias mulares, principalmente, como la interpuesta por Marlen Jarquín Pérez, de 36 años, un día antes que expirara 2010, hacen que el péndulo de la jerarquización de los delitos se altere en sentido ascendente, en Siuna, Rosita y Bonanza, al igual que en Mulukukú y en Prinzapolka.

La víctima mencionada denunció el 30 de diciembre que unos tres sujetos aún no identificados le robaron cuatro reses, valoradas en 18 mil córdobas, cerca del estadio de béisbol de Alamikamba, cabecera municipal de Prinzapolka. En ese mismo lugar, también le robaron una vaca a Elba María Rodas Benlis, de 35 años.

Y en Mulukukú, Justina González García, de 46 años, llegó a la Policía de esa localidad a denunciar que en la tarde del sábado último le robaron una yunta de bueyes, valorada en 25 mil córdobas. Doña Justina, vecina del hacendado Evenor Solano, sospecha de Freddy Vanegas Jarquín, de 25 años, como el presunto autor de dicho delito, por el hecho de haberse enterado de que este fue visto halar a los bueyes.

Cuatreros en aumento

Denuncias como las antes señaladas también se registran a toda hora en Siuna, Rosita y Bonanza, motivo que preocupa hondamente al sector ganadero, y a campesinos que con dos o más vacas garantizan una parte del sustento alimentario, confió Noel Palacios García, un pequeño productor de Las Minas.

Palacios aseguró que los cuatreros en esa zona se han multiplicado, y hacen daño a las familias que intentan prosperar con sacrificio y esfuerzos propios.

Durante 2010 se reportaron más de mil semovientes robados, coinciden sectores ganaderos y cooperativas agropecuarias de Las Minas.

La Policía Nacional en ese departamento en la mayoría de los casos ha puesto a los señalados del delito de abigeato a la orden de los tribunales de justicia, sin embargo, por asuntos de mediación y arreglos entre las víctimas y los acusados, las acusaciones no prosperan.

En el último mes de 2010, la Policía de Las Minas recuperó unos 60 semovientes, incluyendo 26 reses, que horas antes que expirara 2010, Jaime, Enoc y Gelkin Ariel Castro Pineda, de 22, 20 y 18 años, respectivamente, trasladaban por la carretera de Waslala-Siuna.

Las 26 reses, al parecer, son prendadas, ya que tienen el fierro de la micro financiera FDL, de Waslala, y se retuvieron porque las personas identificadas no presentaron los debidos documentos legales.