•  |
  •  |
  • END

Un grupo de danza folclórica formará este año el Centro de Desarrollo Infantil, CDI, “Tía Irma”, de Juigalpa, con el fin de que los niños aprendan sobre la cultura nicaragüense y se vayan socializando con la gente, según la directora de ese centro, Celia Corea Calero.

Explicó que el CDI, que lleva el nombre de la señora Irma de Mongrío por donar el local, es nuevo, por lo que hasta este año conformarán la danza folclórica con los niños de 3 a 4 años.

Asimismo, manifestó que para poder pagar al profesor de danza buscará ayuda económica en otras instancias, debido a que son apenas cuatro las instituciones gubernamentales que apoyan al CDI.

Cupos llenos

Informó que la meta de este año 2011 ya la cumplieron, pues cuentan con 50 niños, que es la capacidad del local. El centro posee dos aulas: una para atender a los infantes y la otra para los niños de primer y segundo nivel.

Corea reveló que tercer nivel no hay debido a que el local es pequeño, por lo que los padres de familia tendrán que enviar a otro CDI a sus hijos o mandarlos directamente a las escuelas, una vez que hayan aprobado el segundo nivel.

La funcionaria manifestó que desde que abrió sus puertas el CDI, a los menores no les ha faltado nada en cuanto a materiales didácticos y alimentación, pero que les hace falta jabón de olor --para que los niños se laven las manos-- y papel higiénico. Explicó que ante esa carencia, tienen que decirles a los padres de familia que apoyen con ello.


Comuna lo administra
La directora del centro infantil lamentó que algunos padres de familia mandan a sus hijos tarde y sin bañarse, por lo que ellos se encargan de bañarlos en el centro. Al respecto, hizo un llamado a los padres a que sean más responsables con los horarios.

El CDI “Tía Irma” abrió sus puertas en agosto de 2010 y es administrado por la alcaldía de Juigalpa, que encabeza la licenciada María Elena Guerra, pero hay tres instituciones más que lo apoyan económicamente: el Ministerio de la Familia, que aporta en la alimentación; el Ministerio de Educación, que asume los gastos de un docente, y el Instituto de Seguridad Social, que garantiza al vigilante.