•  |
  •  |
  • END

SAN JORGE

La municipalidad de San Jorge cerró 2010, con la legalización completa del barrio Nicaraocallí, beneficiando a 100 familias que el recién pasado 31 de diciembre recibieron las escrituras que los acreditan como los dueños legítimos de los terrenos que habitan.

Según la alcaldesa de esta ciudad, Gilma Canales Cruz, para legalizar el barrio, la comuna invirtió 563 mil córdobas. El año viejo también fue despedido con la entrega de láminas de zinc como parte del programa “Plan Techo” que impulsa la comuna de ese municipio, para que las familias beneficiadas mejoren las condiciones de sus viviendas.

En este caso, resultaron beneficiadas 170 familias de 16 barrios del casco urbano de San Jorge, y cada una recibió cinco láminas.

A los más necesitados

En total se distribuyeron 800 láminas de zinc, y las familias beneficiadas fueron seleccionadas por las coordinadoras de barrios, quienes se dieron a la tarea de investigar y de levantar un censo en sus respectivos sectores para detallar con exactitud quiénes necesitaban las láminas. “Procuramos dárselas a gente que las requiere y que no las va a vender”, señaló Argentina García, coordinadora del barrio “Arlen Siu”.

La alcaldesa Canales Cruz señaló que las 800 láminas de zinc de 12 pies de largo, fueron adquiridas a través de los fondos de transferencia del gobierno central, y la inversión total asciende a los 300 mil córdobas.

“Este programa tiene por objetivo fortalecer las viviendas del municipio tanto del casco urbano como rural, y ésta es la segunda entrega que se hace en este segundo semestre, ya que antes fueron beneficiadas 200 familias de la zona rural de San Jorge”, destacó.

Uno de los hogares beneficiados fue el de Óscar Felipe Pasos Bustos. “Estamos agradecidos y celebramos que la ayuda llegue a gente que la necesita verdaderamente”, dijo Pasos Bustos en nombre de las familias beneficiadas.