Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Una nueva alternativa turística deleitará a miles de visitantes en el balneario de Poneloya, en la cabecera departamental de León, con la apertura del proyecto Camino Acuático Poneloya-Corinto, que impulsa la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, con la finalidad de activar el turismo comunitario y contribuir a la preservación de nuestro medio ambiente.

La ruta acuática turística cuenta con una extensión de doce kilómetros, desde la bocana de Poneloya hasta el Puerto de Corinto. El doctor Rigoberto Sampson Granera, rector de la UNAN-León, explicó que de los doce kilómetros, cuatro serán reforestados con mangles y rehabilitados para servir de canal. La vía acuática tiene un ancho de once metros y una profundidad de un metro y medio que permitirá la circulación segura de embarcaciones pequeñas durante todo el día.


Amplio respaldo
El proyecto de desarrollo turístico en León y Chinandega cuenta con el respaldo de la alcaldía leonesa, Banpro, Fundación Ortiz Gurdián, Cuenta Reto del Milenio y la Empresa Nacional de Puertos. Recientemente el Instituto de Desarrollo Rural, IDR, aprobó el diseño, los estudios de impacto ambiental y la factibilidad económica.

A juicio de Rigoberto Sampson Granera, la iniciativa turística resolverá los problemas de navegación de los asentamientos en las riberas de Poneloya y Corinto. También facilitará las actividades pesqueras, aumentará el desarrollo comunitario y particularmente incrementará la afluencia de visitantes. Las instituciones involucradas en promover este proyecto gestionan financiamiento económico.


Convenios de comanejo
La UNAN-León forma parte activa del desarrollo de las regiones costeras en el Occidente del país, a través de los convenios de comanejo suscritos para la administración de la Isla Juan Venado y la Isla Santa Lucía, así como el proyecto con la red de cooperativas camaroneras de Puerto Morazán y el Estero Real. También desarrolla proyectos de conservación y reproducción de conchas negras, tortugas marinas y reforestación de mangles marinos.

Por su parte, el doctor Juan Sebastián Chamorro, Director de la CRM en León, mencionó que los esfuerzos por implementar el proyecto de la ruta acuática traerá beneficios a toda la región del occidente del país. “Por nuestra parte tenemos los diseños y estudios de impacto de la carretera hacia Las Peñitas y Poneloya, estamos promoviendo proyectos económicos sostenibles como el establecimiento de encierros de conchas negras y hemos sembrado mangle en conjunto con pobladores en zonas deforestadas”, refirió Chamorro.

También señaló que el Proyecto de Regularización de la Propiedad que financia la CRM y ejecuta el gobierno de Nicaragua a través de la Intendencia de la Propiedad, Ineter, Procuraduría General de la República y el Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad (Prodep), permitirá regular las propiedades costeras inclusive.