Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

(Colaboración)
Al parecer, las personas que habitan alrededor del Mercado “Ernesto Fernández”, de Masaya, no conciben el peligro que enfrentan al estar ubicados en un lugar nada favorable.

Estas personas, que están asentadas en el sector conocido como Las Torres, han hecho caso omiso al llamado que les ha realizado la Alcaldía de Masaya, pues sobre cada construcción que han hecho penden cables de energía de alta tensión.

Al parecer esta problemática se originó a principios del año 2001. Estos ciudadanos ubicaron tramos sin el permiso ni venia de nadie, luego se asentaron, algunos, con construcciones para negocios, otros de carácter permanente.

Sin embargo, hoy estos pobladores se niegan a abandonar el lugar aduciendo que tienen “jaranas” con algunas financieras.

El intendente de este populoso centro de compras, Francisco Suazo Carvajal, explicó que los comerciantes del mercado se sienten perjudicados por la instalación de estos negocios. “En primer lugar, esa gente está arriesgando su vida. En segundo lugar, golpean financieramente a los comerciantes legales. ¿Por qué? Porque los precios en esos establecimientos son más baratos por la sencilla razón que no pagan impuesto a la alcaldía, o al mercado. Entonces, se convierte en competencia desleal con los negocios legalmente establecidos”, señaló Suazo.

Por su parte, Bernardino Bermúdez, funcionario de la alcaldía, indicó que los peligros son muchos para los habitantes de esta zona. “Pero te voy a mencionar algunos: por ese sector pasan 38 mil voltios, contenidos en cables de vieja data, que no se les puede dar el debido mantenimiento, porque para una empresa de energía le es difícil el acceso”, añadió.

“Otros riesgos son las torres mismas, cuya construcción también ya está bastante deteriorada, además de los cables mencionados. Y, además, debido al espacio pequeño, se produce un hacinamiento, que produce contaminación ambiental, y por tanto pueden darse epidemias, así que tiene que haber más conciencia”, mencionó el funcionario.

Actualmente, la Alcaldía de Masaya está en un proceso de reubicación de estas personas hacia un lugar donde se les garantice condiciones mínimas.