•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

La poca asignación de recursos económicos es, según la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, uno de los grandes obstáculos, para la impartición de justicia, pues aseguró que hay momentos en que por la falta de viáticos, los fiscales hasta tienen que poner dinero de sus bolsillos para trasladarse a los municipios a cumplir con algunas audiencias.

De acuerdo con Ibarra, la realidad que se vive en Rivas es similar a las delegaciones del resto del país.

Agregó que a nivel nacional en el Ministerio Público la tendencia es que año con año disminuya la asignación presupuestaria, “y esto está incidiendo en las actividades porque hay limitaciones para enviar citas a testigos, y al final esto tiene que ver con la clausura de juicios”, acotó.

Salarios congelados

A la vez, reveló que por la misma falta de recursos económicos, hay inasistencia de fiscales en audiencias por la carencia de viáticos, y recordó que desde hace cinco años no hay incremento salarial a lo que sumó que tampoco les reconocen el mantenimiento de valor de la moneda y que tampoco hay adquisición de servicios y bienes y agregó que el combustible se ha reducido drásticamente.

Según Ibarra, en todo el departamento el Ministerio Público dispone de diez fiscales, cuando lo ideal sería disponer de catorce para dar cobertura a los diez municipios y a los cuatro Juzgados de Distrito, pero ante la falta de recursos no existe contratación de nuevas plazas.