•  |
  •  |

Por la autoría de extorsión y uso indebido de emblemas públicos, en perjuicio de la Policía Nacional, Yasser Arnoldo Benavides Moreno, de 23 años, oriundo del  reparto Villa Soberana en el municipio de León, fue acusado. En primera instancia, Benavides Moreno intentó estafar a su abuelo, quien es pastor  evangélico, Ernesto Loáisiga, de 75 años, solicitándole 2,500 dólares en nombre de  la sucursal de Casa Cross, para lo que utilizó papelería ilegal con emblemas de esa casa  comercial, y  documentos y sellos falsos de la Policía Nacional.


El desalmado nieto inventó que Casa Cross le entregaría a Loáisiga un automóvil nuevo y una motocicleta a cambio de que el anciano entregara su vehículo  Chevrolet rojo, placas 12812 y el dinero.


Al ver la desconfianza de su abuelo, Benavides Moreno elaboró una carta amenazante  haciéndose pasar como miembro del grupo delincuencial mexicano denominado “Los Zetas”.

Pedía abonos “suaves”
La denuncia fue interpuesta el jueves 3 de febrero ante la Dirección de Auxilio Judicial por el anciano de 75 años,  quien hasta ese momento desconocía de la  trama diabólica desarrollada por su nieto. El capitán José Luis Guido, Secretario de Información y Análisis de la Policía  en León, informó que desde octubre del año anterior el señor Ernesto Loáisiga estaba siendo engañado por su nieto y que a partir del 3 de febrero vivió momentos desesperantes.


 “El escrito que envió a su abuelo expresaba que él pertenecía a la organización  de Los Zetas y solicitaba la suma de 4,000 mil dólares, 300 dólares deberían ser  entregados el 5 de febrero y el resto el recién pasado sábado, porque si no obedecía le podía pasar algo a sus familiares”, detalló el capitán Guido tras afirmar que  inmediatamente la Policía investigó el hecho y capturó al extorsionador. Según el jefe policial,  la institución castrense  no tiene pensado retirar o  engavetar el caso.


“La orientación que se tiene de la jefatura superior es que  este delito debe de ser llevado hasta los juzgados, es algo delicado que personas civiles hagan uso de los emblemas de la institución para cometer  ilícitos, y tenemos que tomar medidas,  porque no podemos dejarlo pasar”, afirmó.