•  |
  •  |

POTOSÌ

Con el objetivo de preservar la salud de la ciudadanía, la alcaldía de Potosí decidió invertir  570 mil 669 córdobas, para hacer realidad la instalación de inodoros ecológicos en 66 hogares de las comarcas de Sabana Grande y San Isidro. De acuerdo al edil de Potosí, Cristóbal Leal Tijerino, el proyecto fue guiado por la comunidad y financiado “gracias al apoyo del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), pero la municipalidad aportó de sus ingresos 48 mil 448 córdobas para que los beneficiados no incurrieran en ningún gasto” señaló el edil.
Explicó que el proyecto es una forma de mejorar las condiciones higiénicas de la población, en una modalidad más amigable con el medio ambiente.
Explicó que la instalación de  inodoros ecológicos es ejecutado con el fin de garantizar los servicios básicos a la población más desprotegida de las zonas rurales y comunidades  semiurbanas donde no se puede instalar el alcantarillado sanitario.
 
Ofrecen muchas ventajas
El relacionista público de la municipalidad, Ariel Parrales señaló que los inodoros ecológicos tienen ventajas sobre las letrinas tradicionales, debido a que la taza del inodoro ofrece más confort a los beneficiarios, no produce malos olores, se puede integrar como un anexo a la vivienda, son ambientalmente más seguros y menos contaminantes, y más fáciles de construir, instalar y usar.
Asimismo, dijo que los inodoros tienen una taza sanitaria similar a los inodoros tradicionales, y aseguró que son fáciles de trasladar porque están compuestos por piezas que no pesan, y agregó que no presentan riesgo para los niños y que incluso pueden instalarse dentro de la casa.
“Estos inodoros ecológicos son fáciles de limpiar, ya que usan la capa vegetal como filtro para la depuración (evaporación e infiltración).
Una vez instalados en los patios de las casas no hay que cavar fosas periódicamente, ya que este sistema no se satura como las letrinas tradicionales, mas bien  crean un área de ferti-irrigación en un perímetro de 12 metros cuadrados alrededor de las instalaciones, que puede aprovecharse para sembrar algunas plantas, y lo más importante es que consumen poca agua”, concluyó Parrales.