•   OCOTAL  |
  •  |
  •  |

Como cada año, desde 1998, la profesora Miriam Valladares, versada en las obras literarias de Rubén Darío, cerró la jornada dedicada al Príncipe del Modernismo, y en esta ocasión del último lunes, a la conmemoración del 95 Aniversario de su muerte.


Lo hizo con la ponencia preparada por dos de sus alumnas, egresadas de la Universidad del Norte de Nicaragua, UNN, en licenciatura en Español.


Las profesoras de Secundaria, Rosario Zelaya, de Ocotal, y Rosana de Ordóñez, de Somoto, expusieron la vida y obra de Darío, y según Valladares, lo hicieron magistralmente “porque se apoyaron en material audiovisual, abordaje paralelo y utilizaron un lenguaje sencillo para que lo entendiera la gente”, valoró.


Zelaya dijo que seguían las huellas de su maestra y que ésta las del gran innovador del Modernismo en nuestra lengua, y por tanto, era muy difícil igualarle en conocimientos debido a la pasión que vive ella por las letras del nativo de la antigua Metapa.

Más sillas que asistentes
Valladares es una reconocida profesora de Español en esta Sultana del Norte, que cuando se conversa con ella no faltan sus paráfrasis que deriva de los versos o de alguna prosa de Darío, muy contextualizado al momento. 

 

Explica que es una asidua lectora del gran poeta. “Siento que me llena, me alegra y fortalece, más en las horas de descanso que estoy triste”, comentó. Lamentó que en el auditorio de la Casa de Cultura de la ciudad, haya estado más llena de sillas vacías que de asistentes. Dijo que le gustaría haber visto a maestros y maestras, escuchando a sus colegas, principalmente, ahora que se busca la meta del Sexto Grado en Primaria, “porque Darío enseña la descripción, la narrativa y el buen español”, acotó.