•  |
  •  |

Al menos cuatro  comunidades del municipio de Jinotega  tendrán agua potable en sus domicilios. El proyecto, a cargo de la Asociación de Voluntarios para el Desarrollo Económico (Avodec) y financiado a través de la Embajada del Japón, beneficiará a más de  450 familias.


El trabajo de instalación de sistemas de agua potable en la zona comenzó  desde el año pasado, pero los atrasos se debieron a la falta de la instalación del sistema de energía por la empresa Distribuidora del Norte (Disnorte), informó Victorino Centeno, Coordinador de Avodec.

Prácticamente concluida
Yuyiko Ogawa, supervisora de proyectos de la Embajada del Japón, realizó una visita al proyecto, y confirmó que la obra ya tiene el 99% de avance.
A partir del próximo mes se prevé concluir con el sistema de tratamiento, para que esté apta para el consumo humano.


El sistema de agua llegará por medio de bombeo eléctrico y las comunidades beneficiadas son Las Lomas, El Limón, La Laguna y Santa Teresa, y la Embajada del Japón aportó 87 mil 076 dólares.

34.5 kilómetros de tuberías

En total se instalaron 34 kilómetros y medio de tuberías y el pozo tiene una capacidad de bombeo de 300 galones por minutos y con un tanque de 103 metros cúbicos de agua.


Según Ogawa el proyecto tendrá una vida útil, según proyección, de 20 años aun con el crecimiento poblacional, pero para que esto sea posible será necesario el apoyo de la población para que cuiden la fuente y el proyecto en sí.
“Cayetano Alcides García Navarro, Coordinador del Comité de Agua, dijo que ahora ya tienen agua gracias al Gobierno del Japón que ha sido bondadoso con ellos, porque de ahora en adelante gozarán de un servicio que en la vida nunca habían tenido”.


“Considero que es un servicio “de lujo” el que tendremos; anteriormente, durante el invierno el problema del agua se solucionaba con la lluvia pero durante el verano había que recorrer entre 3 y 4 kilómetros para acarrearla y poder tener agua en las casas”, afirmó.

Aporte de la población
Agregó que el aporte de la población consistió en una cuota de 250 córdobas y también con mano de obra. Además, la población está organizada en un Comité de Agua que se encargará de hacer los cobros del servicio para darle mantenimiento al proyecto.


Cabe destacar que proyectos como éstos son los que ha venido financiado la Embajada del Japón para calmar la sed de las familias que nunca habían tenido el vital líquido en sus comunidades, tal es el caso de Los Chagüite Grande donde se llevó el agua por gravedad.