•  |
  •  |

La pequeña costa de la Laguna de Masaya, cada vez se observa menos, debido a las grandes cantidades de bolsas y botellas plásticas que caen en el manto acuífero, luego de ser arrastradas por las corrientes pluviales de los cauces de las ciudades Masaya, Nindirí, Nandasmo, Masatepe y La Concepción.
En este mes se está realizando la limpieza del cauce principal de la ciudad de Masaya, desde la carretera que va de Catarina hasta el reparto “Federico Khünn”, donde se invierten 800 mil córdobas con fondos de la Alcaldía de Masaya.

Cultura de la suciedad
El trabajo de limpieza la realizan hombres, mujeres, además de la maquinaria pesada; sin embargo, el trabajo parece no tener fin, “donde está limpio, vuelven a ensuciar. “Deben de aplicar las leyes”, expresó, Juan Carlos Tapia, cadete de taxi.
Juan Sánchez, Director de Servicios Municipales, de la Alcaldía de Masaya, pidió a la población que demuestre el amor por la ciudad del folklore nicaragüense no tirando la basura: “Por la salud de nuestros hijos, por la naturaleza, seamos responsables con el manejo de los desechos sólidos (basura)”,  expresó Sánchez.
Para reducir la cantidad de basura plástica en la laguna, también la Alcaldía de Masaya impulsa una campaña de sensibilización ambiental, relacionada con el manejo de los desechos sólidos (basura), en varios puntos cercanos al mercado municipal “Ernesto Fernández”.
Algunos trabajadores de la Alcaldía entregan calcomanías con mensajes “No tire basura por la ventana”, y el logotipo y slogan; “Masaya Limpia es Salud y Turismo” Barney Regidor manifestó su voluntad de continuar haciendo el trabajo de sensibilización. “Lograr una Masaya limpia es tarea de todos y todas; por ello, unidos lograremos salud y una ciudad bonita”, manifestó Regidor.

Limpieza también es salud
Juan Carlos Tapia, conductor de una de las unidades de taxis que recibió las calcomanías, está consciente de los problemas que ocasiona al medio ambiente y a la salud el tirar la basura. “Hemos visto que se trabaja por tener una ciudad limpia, pero debemos ser cuidadosos con la limpieza, ya que la basura es nido para ratones y cucarachas y eso perjudica la salud de la población”, expresó, Tapia.
Agregó que la entrega de calcomanías tiene como fin hacer el llamado a las personas que tienen la mala costumbre de tirar basura por la ventana de los vehículos en que viajan.
“En diferentes ocasiones se observa a los pasajeros que van bebiendo o comiendo y luego las bolsas, latas u otros desperdicios los tiran a la calle… y eso después va a parar a la Laguna de Masaya”, dijo Juan Carlos Tapia.