•  |
  •  |

“Juigalpa se está “acostumbrando” a tirar las aguas negras a las cunetas y eso despide mal olor… además, va en contra de la salud de las personas.


El Ministerio de Salud debería realizar inspecciones. Actualmente estoy siendo afectado, ya que todos los  días una podredumbre de aguas pasa por la cuneta que está cerca de mi casa como pequeños hilos, en el barrio “Virgen María”,  de Juigalpa…” se quejó Denis Duarte. Igual que Duarte, se ve afectada de la misma manera la ciudad entera que anda por el orden de los 80 mil habitantes, y que siendo cabecera departamental de Chontales no cuenta con un alcantarillado sanitario, a pesar que tiene agua potable permanente desde hace 2 años.
    
Llamado al Gobierno
Por ese motivo, Duarte hace un llamado al Gobierno para que dé inicio a un proyecto,  que es carísimo según el delegado de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) en Chontales, Fernando Flores.


Flores explicó que instalar las tuberías en la ciudad es más caro que el proyecto de agua potable, que costó 40 millones de dólares, y fue financiado por Corea y con una pequeña contrapartida del Gobierno Central.  

Proyecto “en formulación”

A juicio de Flores, el proyecto “está  en formulación… lo que se tiene son perfiles de tomas generales que se han formado, por ejemplo, de hacia dónde se  podrían conducir las aguas residuales de Juigalpa, y estamos hablando de la parte suroeste de la ciudad. Se está pensando en conducir las aguas por gravedad”, recalcó.


Agregó: “Algunos zonas de la ciudad están muy bajas y tendrían que bombearse las aguas residuales hacia un lugar donde se podrían tratar.


No tenemos un perfil  o un plan que nos diga qué tratamiento se podría utilizar. Se está tratando por la vía de la cooperación externa porque el alcantarillado sanitario representa un monto grande, tendría que pensarse en el BID o el Banco Mundial.


Hay carta de intención por parte del Gobierno a través de las municipalidad, están en niveles preliminares…”, dijo Flores, quien considera que las aguas negras directamente no afecta el agua del lago, debido a que las casas siempre tienen un recipiente donde caen.  “Las aguas del lago tienen  los niveles de contaminación normales y permisibles, de tal manera que se puede tratar su nivel de color, turbidez y concentraciones bacteriológicas son tratadas a través de principios de remoción y además del  cloro que se utiliza como desinfectante”, aseguró el delegado de Enacal en Chontales.    

Cierran letrinas por contaminar cauces  
A pesar que Flores asegura que las aguas del lago son tratadas con cloro, la responsable de la Unidad Ambiental de la Alcaldía de Juigalpa, Ivania Matamoros, asegura que la falta de alcantarillado sanitario produce gran impacto negativo.
Explicó que la contaminación proviene de las casas domiciliares, de las letrinas, así como de lecherías y curtiembres que sus aguas van a parar a los cauces y luego a las fuentes hídricas.  

Ruta de la enfermedad
Matamoros dijo que debido a lo antes señalado, muchas personas se enferman indirectamente, ya que el agua del lago Cocibolca no sólo se contamina con desechos sólidos y líquidos sino que también pierde calidad y cantidad.  Reveló que en 2010 la alcaldía en conjunto con algunas instituciones, tuvieron que mandar a cerrar 10 letrinas porque sus dueños  cuando construyeron los sumideros pusieron un tubo directo que estaba directamente conectado a  los cauces, donde caían las heces fecales.  


De igual manera detalló que en  lo que va del 2011 han cerrado 3 letrinas por el mismo problema.       


 Otra de las empresas que mandó a cerrar en su momento la Procuraduría Ambiental, fue la curtiembre El Carrizal, debido a que sus dueños tiraban todas las suciedades a una quebrada ubicada cerca del lugar.

 

Enfermedades diarreicas y  respiratorias en aumento
Por su parte, Wilmer Guevara,  Responsable de Epidemiología del Ministerio de Salud de Juigalpa, manifestó que al no haber tuberías de aguas negras en la ciudad, genera enfermedades diarreicas, respiratorias y la proliferación de mosquitos.


“El alcantarillado es de gran importancia, porque prevendría que muchas personas conecten de forma clandestina  las aguas negras. En este caso los sumideros los conectan a  los cauces que no tienen revestimiento… Es cierto que el agua potable ya viene tratada pero perjudica”.


Aunque Guevara  explico que las enfermedades diarreicas y respiratorias han aumentando en las semanas 5 y 6 de los dos últimos meses.     

 
Indico que en las enfermedades diarreicas de la semana 5 y 6 del 2011 se registraron 186 casos, mientras que en el 2010 en ese mismo periodo se dieron 58 casos.


Sin embargo, en las respiratorias en esas mismas semanas de 2011 se contabilizan 845, y en 2010 fueron 432, es decir prácticamente la mitad.

 

Marena, bien gracias
La delegada del Marena en Chontales, Ruth Obando no quiso  hablar al respecto, porque según ella no estaba autorizada por la ministra.