•   SOMOTILLO  |
  •  |
  •  |

La clientela en el restaurante El Katín, ubicado en Somotillo, al norte de Chinandega, se ha incrementado, así lo asegura su propietaria la señora Olga Espinoza, quien es una de las 24 empresarias organizadas en la Cooperativa de Turismo Rural de Chinandega.

La Cuenta Reto del Milenio promovió el concurso de planes de negocios “Emprende Occidente”, en el cual hubo un proceso de capacitación de seis meses y culminó con la premiación de seis Pymes de León y Chinandega que recibieron un premio de diez mil dólares como capital semilla para iniciar o expandir sus empresas. Doña Olga fue una de las seis ganadoras y su premio lo invirtió en: cambio de las mesas y sillas plásticas por unas de madera con diseño colonial, compra de materiales y pago de mano de obra para reparar el rancho, instalación de techo en las área de corredores y de piso con ladrillos de barro, acondicionamiento de servicios higiénicos y la instalación de azulejos en la cocina.

Con las ganancias que ahora obtiene también ha realizado otras inversiones. “Las mejoras que realicé hace dos años con el dinero que recibí del premio del concurso Emprende Occidente me sirvió para atraer más clientes ya que ahora mi restaurante tiene mejor atractivo por las condiciones, hay mesas y sillas de madera y la infraestructura es mucho mejor”, refirió.

Pero además consideró que el servicio y la calidad de los platos que ofrece también han sido claves para atraer a los visitantes y lugareños gracias a las capacitaciones que ha recibido con apoyo de la Cuenta Reto del Milenio (CRM) que les acompañó en la organización de la Cooperativa.

“El trabajo de los negocios organizados en la cooperativa es consolidarnos y a la vez mejorar nuestras pequeñas empresas para llenar las expectativas de los turistas nacionales y extranjeros ahora que estamos ofreciendo rutas a tours operadoras”, indicó.

Carretera incentiva inversión en hotel
A pocos kilómetros de El Katín se encuentra el hotel El Puma, un negocio cuya demanda crece ante el buen estado de la carretera Villanueva- El Guasaule, que fue rehabilitada por la CRM.

Su propietaria Xochilt Reyes Bustamante indicó que ahora tienen más visitantes extranjeros y nacionales, “antes cuando estaba en mal estado los clientes eran  asaltados al detenerse en los baches, hoy hay varios retenes policiales, semáforos y la gente se anima a venir por estos lados”, sostuvo.

Este es otro negocio beneficiado con el Conglomerado No Agrícola de la CRM.  En este caso en particular el Programa le garantizó capacitación en atención al cliente, en servicio de hotel, elaboración de comidas y les entregó muebles y utensilios de cocinas.