•  |
  •  |

Un gran esfuerzo está realizando la Asociación Educación Plus de Nicaragua para continuar atendiendo a unos ochenta niños de educación preescolar y 120 estudiantes de Primaria que reciben refuerzos escolares en las pequeñas instalaciones del preescolar comunitario “Pastorcitos de Belén”, ubicado en la tercera etapa del barrio San Ignacio del Pantanal, en el municipio de Granada.

El centro atiende diariamente a estos niños y niñas de escasos recursos económicos del sector, cuyas madres son empleadas domésticas o trabajadoras de zonas francas que salen del hogar desde tempranas horas del día hasta regresar por la tarde. “Nuestro trabajo es de carácter educativo: por la mañana tenemos el preescolar que es atendido por las profesoras Francis y Olga, y por la tarde damos refuerzos académicos en las áreas de español y matemáticas, a cargo de los profesores Ericka y Jorge Luis”, expresó el presidente de la Asociación, Erwin Ramiro Roque.

Cesa el financiamiento
Desde su creación en 2006, la fundación ha sobrevivido gracias a los fondos provenientes de su organismo homólogo “Educación Plus” de Costa Rica y de su representante de origen inglés, Keith George Holder, pero hace algunos meses el financiamiento dejó de llegar y en la actualidad no hay dinero para solventar las necesidades más elementales.       
 
Urge compra del terreno
A Roque también le preocupa la situación legal del terreno donde empezó a construirse el preescolar, debido a que el dueño está demandando cinco mil dólares para otorgar el derecho de posesión al organismo. Por si fuera poco, dice que existe la urgencia de continuar la edificación de la cocina y levantar un muro perimetral para garantizar la seguridad de los alumnos.

“Tenemos necesidad de comprar este terreno, porque desde el mes de septiembre del año pasado estamos alquilando y nosotros queremos hacer algunas mejoras que --por las circunstancias legales-- no es recomendable hacer en este momento.  Quizás algún donante pueda venir a visitarnos y darnos su apoyo. A todas luces, la infraestructura del centro es inadecuada”, señaló.     

La alimentación de los infantes se recibe de parte de la delegación departamental  del Ministerio de Educación (Mined), lo mismo que ciertos materiales didácticos, sin embargo, todavía hace falta presupuesto para el pago de los cuatro docentes, que a la  fecha han trabajado de forma voluntaria.