•  |
  •  |

La Bolsa del Buen Samaritano está distribuyendo juguetes para ser regalados a los niños y niñas, de escasos recursos económicos de las ciudades de Masaya, Granada, Rivas, y Jinotepe.

El programa de donación se trabaja desde diciembre del año pasado, y en algunos casos el paquete debidamente cerrado que recibirá el niño o niña, contiene, zapatos, ropas y útiles escolares.

Feligreses de las iglesias evangélicas La Bolsa del Buen Samaritano, de los países norteamericanos de Canadá y Estados Unidos, recogieron el beneficio y fueron enviados a Nicaragua, para su distribución, “veintiséis mil, juguetes estamos entregando en Masaya, de esta manera, llevamos sonrisa a los niños y niñas a través de la enseñanza en Cristo, y un juguete”, expresó Ruth Días, Coordinadora del proyecto.

Distribución rigurosa
Miembros de las iglesias junto a los pastores evangélicos, recibían cada uno su paquete de juguetes, “la distribución rigurosa garantiza transparencia en la entrega y que el objetivo de llevar alegría a la niñez, se haga realidad”, indicó Díaz.

El pastor Sixto Ulloa, dio las gracias a Dios, que permite la libertad de culto, y que de esta manera se pueda contribuir a la sonrisa y felicidad de los niños y niñas de las ciudades beneficiadas, “asegurémonos que la donación llegue a manos de los niños y niñas, y no lleguen a otras manos y se vendan, esto es condenable ante Dios y la justicia del hombre”, advirtió Ulloa.

Las ciudades de Tisma, Masatepe, San Juan de Oriente, Catarina, entre otras, también recibieron la donación para la zona urbana y rural, se anunció que el beneficio será entregado a todos los niños y niñas, sin determinar la práctica religiosa a que pertenecen.