•   San Juan de Limay, Estelí  |
  •  |
  •  |

Sumamente indignados se encuentran los pobladores de San Juan de Limay debido a las constantes interrupciones del servicio de energía eléctrica que vienen sufriendo en los últimos días, lo que ya está ocasionando pérdidas a varios comerciantes.

El pastor evangélico Roberto Reyes, quien es miembro de la Comisión Pro Energía en este municipio esteliano, denunció que la Distribuidora de Electricidad del Norte, Disnorte, que pertenece a la transnacional Gas Natural Fenosa, para colmo no cumple con la programación de cortes por mantenimiento que hace pública con anticipación.

Esa situación provoca pérdidas económicas a las familias porque ellos hacen sus respectivas programaciones de trabajo para sobrevivir, indicó Reyes.

El religioso explicó 1que por lo menos en tres oportunidades esta empresa ha programado cortes por mantenimiento (descargos) en la zona y después han anulado el programa.

“Quienes tienen sus negocios de helados y de golosinas que requieren refrigeración, esos días no trabajan por temor a perder el producto, igual que el soldador que no programa trabajo para ese día. Tampoco los que venden pollo, porque saben que tendrán problemas. El carpintero no programa trabajo también por la misma razón, entonces sí nos importa que se nos diga la verdad en este asunto”, advirtieron otros pobladores.

Las pérdidas nadie las reconoce y, como personas pobres, debemos rebuscar recursos para la comida de nosotros y de la familia, dijeron varios limayenses indignados.

Precisaron que la empresa anuncia cortes entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde, pero, la mayoría de veces son las cinco de la tarde y siguen sin luz.
Para los días 8 y 10 de marzo habían programado un corte de energía por el cambio de un poste en mal estado, ubicado en la zona urbana de San Juan de Limay, pero, la brigada de trabajadores llegó con dos horas de retraso.

“Para rematar, los miembros de las cuadrillas comenzaron a realizar una excavación y luego recibieron una contra orden y se marcharon,  dejando un desorden de Dios y Padre Nuestro” dijeron los habitantes.

El problema eterno de esa localidad es que la energía eléctrica llega por las redes de Occidente, y el cobro mensual de luz lo hacen funcionarios en Estelí.

Los habitantes aseguran que mantienen comunicación con quienes están al frente de la empresa en Occidente, pero estos funcionarios siempre salen con evasivas.

También criticaron el papel que juegan los funcionarios de la oficina de atención al usuario del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, quienes de forma complaciente o por negligencia no hacen nada para que Gas Natural asuma su responsabilidad.

De seguir así la situación, varios usuarios de la energía eléctrica en Estelí amenazaron con viajar hasta la Asamblea Nacional, para que prohíba que en las facturas se les cobre el cargo de regulación del INE.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus