•  |
  •  |

La brigada médica de Carolina del Norte, Estados Unidos coordinada por el doctor John Paar, realizó más de 30 cirugías de corazón abierto e instalación de marcapasos a pacientes de escasos recursos.

La intensa jornada médica inició con la preselección de pacientes, siendo atendidos gratuitamente al menos 150 personas adultas.

Según el doctor John Paar, los pacientes con complicaciones congénitas en el corazón fueron intervenidos quirúrgicamente con todo éxito.

Marcapasos a 15 pacientes
En este mes también se tiene previsto instalar marcapasos artificiales a más de 15 pacientes. La cirugía consiste en instalar un pequeño dispositivo electrónico, diseñado para producir impulsos eléctricos con el objeto de estimular el corazón cuando falla la estimulación fisiológica o normal.

La brigada tiene 26 años de visitar y colaborar con el Hospital de León, además de las intervenciones quirúrgicas e instalación de marcapasos artificiales.

Asimismo, provee al centro asistencial de equipos médicos de alta tecnología, medicamentos, insumos e instrumentos quirúrgicos.

Las operaciones se realizaron en el  Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello (Heodra), en León.

Salud le ha mejorado
El paciente Miguel Ángel Ramírez Reyes, de 57 años, de la comunidad Amatitán en el departamento de León, aseguró que fue gracias a los médicos norteamericanos que hace 7 años su situación de salud ha cambiado.

“Cuando los médicos del Hospital me detectaron que tenía complicaciones severas en una de las válvula aórticas, pasé a formar parte de la lista de espera para ser operado por la brigada norteamericana”.

‘Estoy con vida gracias a Dios y a estos especialistas que cada año visitan el país’, dijo el señor Ramírez a quien anualmente le hacen chequeos médicos y mantiene un tratamiento permanente.

Cada operación de corazón abierto tienen un costo superior a los 60 mil dólares, y la instalación de marcapasos artificiales oscila entre 45 y 50 mil dólares.

En el Hospital de León la atención a los pacientes es totalmente gratuita. La brigada norteamericana está compuesta por 10 miembros, 4 cardiólogos, 2 técnicos de cardiografía y 4 enfermeras.