•   LAS MINAS  |
  •  |
  •  |

En una zona “roja” por el reclamo de la titularidad de la propiedad entre indígenas tuahskas y colonos, se ha convertido una franja de poco más de 7 mil hectáreas,  ubicadas  entre Banacruz y la comunidad Wasaking, al punto de registrarse hechos sangrientos, con saldo de tres personas muertas, un adulto, un joven y un niño, los dos últimos comunitarios.

El conflicto de tierra en el referido lugar parece no tener fin, éste se incrementa entre los mismos colonos, además de un nicaragüense nacionalizado y la comunidad Wasaking.
Kamel  Bent Jahía, asegura que un grupo dirigido por Alberto Lanzas, se le tomó parte de una propiedad de un poco más de tres mil manzanas, y dice ser el dueño.

Pero esa propiedad y otras colindantes también la reclama Wasaking, una comunidad considerada la capital del pueblo tuahska, una variante lingüística de la rama septentrional, localizada a 12 kilómetros al sur de Rosita, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Tráfico de tierras
Jacobo Charles Simeón, ex viceministro del Marena del actual gobierno, y señalado por Bent, como traficante de tierra, aseguró que la propiedad que éste alega ser dueño, le pertenece a Wasaking desde antes del intento de la titulación de la mosquitia, en 1905.  

Charles, declaró que existe una campaña difamatoria en su contra. Dijo que nadie le ha podido demostrar que vendió tierras en esa zona y de que actuó de mala fe, cuando  realizó parte del proceso de demarcación del territorio tuahska, que incluye a Wasaking.  

Pedro Poveda Díaz, líder del área llamada San José de Banacruz, asegura que la disputa de tierras se origina por la reubicación de mojones que definen el límite de la propiedad comunal de Wasaking. Según Poveda, los técnicos que realizaron la demarcación de la referida comunidad obviando los históricos mojones, moviéndolos en varios kilómetros de extensión, afectando de esta manera a pueblos que se asentaron desde 1990.

A partir de la movida de los mojones, se generó el conflicto de tierra, que ha pasado a la violencia, indicó Pedro Poveda.

Las autoridades, el gobierno local, la Policía, el juzgado y la sociedad civil, se limitan a facilitar el diálogo, el entendimiento y la armonía entre las partes; sin embargo, parece no ser suficiente, por los últimos hechos de sangre.

Wasaking cuenta con 14 comunidades, y en ellas habitan unas 6 mil personas; su extensión territorial es de 445.56 kilómetros cuadrados.

Tienen en su poder un título de 1905. El 5 de junio de 2010, el Presidente de la República, Daniel Ortega, mediante un título les reconoció el dominio y posesión comunal de la referida propiedad.