•  |
  •  |

Cuatro familias que habitaban en la zona sur este del extinto hotel Barlovento de San Juan del Sur, aseguran estar siendo afectados por la Procuraduría General de la República (PGR), Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena) y Ministerio Público, ya que según ellos dichas instituciones no han mostrado interés de acusar por la vía penal a los dueños del hotel Pealican Eyes, por la contaminación causada al pozo del cual se abastecían desde hace 35 años.

Una de las quejosas es Mercedes Alvarado, quien aseguró que ha ido de institución en institución solicitando información sobre la acusación, pero “me han boleado pese a que se trata de un delito ambiental, y prueba de ello es que Marena los multó con 50 mil córdobas al  confirmarse la contaminación”. Las familias afectadas señalaron a inicios de 2009 que las aguas servidas que salían de dicho hotel contaminaron con coliformes fecales un pozo artesanal del cual se abastecían, y dicha agua era usada hasta en una panadería que tuvo que cerrar sus operaciones y trasladarse a otro punto.

Denuncia fue investigada
La denuncia fue investigada, tanto por  autoridades del Ministerio de Salud, Marena y la PGR, y al final concluyeron que hubo contaminación de parte del hotel.

La PGR, presentó el trece de noviembre de 2009 en el Ministerio Público de Rivas una acusación penal ambiental en contra de la Sociedad Pelican Eyes Piedras y Olas.

La acusación fue por contaminación de suelo y subsuelo y de aguas y daños a la salud pública en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense. “Llevamos más de un año queriendo saber qué ha pasado y ni el procurador de Rivas ni en la Fiscalía nos dan razón”, señaló Elena Alvarado, otra de las afectadas.

Acusación remitida a Managua
Según la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, la acusación fue remitida a Managua al área especializada de la Unidad del Medio Ambiente del Ministerio Público,  y está en manos del fiscal Rubén Gutiérrez. “Yo ya se los he hecho saber a ellos cuando vienen a preguntarme por el expediente”, señaló.

De acuerdo a doña Mercedes, como afectados demandan que el hotel los indemnice, “ya que en la propiedad ahora es imposible vivir”.

El Procurador de Rivas, Juan Bautista  Betanco, detalló que si los afectados quieren ser indemnizados tienen que ejercer una causa por la vía penal, ya que explicó que por la vía administrativa ya se le dio la razón a las cuatro familias.