•  |
  •  |

Un total de 177 jóvenes en su mayoría hijos de pequeños productores de los municipios de Jinotega, La Concordia, San Rafael, Pantasma y Yalí, departamento de Jinotega, y de los municipios de Mozonte y Jalapa del departamento de Nueva Segovia, concluyeron un proceso de formación de jóvenes promotores, a través del  proyecto Desarrollo Empresarial que ejecuta Project Concern International (PCI Nicaragua) con apoyo del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Con una partida de 5.8 millones de dólares, durante un año estos jóvenes fueron capacitados en parcelas de aprendizaje, utilizando la metrología de escuelas de campo (ECA), cuyo curso consistió en la aplicación de tecnologías y técnicas de aprendizaje en sus parcelas a través de de una asociación de tareas tuteladas.

Esta tecnología permite transmitir a los jóvenes conocimientos para promover el sistema productivo en sus fincas para asegurar la diversidad de productos con menos riesgos de alto contenido nutricional para el auto consumo.

El acto de clausura se realizó en las instalaciones del PCI en la comunidad Cuatro Esquinas, municipio de San Rafael del Norte, donde estuvo presente el señor Jimmy Bolaños, especialista agrícola de la embajada de los Estados Unidos; doctor Leonel Argüello Yrigoyen, representante de PCI en Nicaragua; ingeniero Julio López, Director Nacional del Programa de Manejo de Plagas de América Central, (Promipac) entre otros.


Para hijos de productores
El doctor Leonel Argüello dijo que la escuela de campo estuvo dirigida a los hijos de productores que están organizados en microempresas y cooperativas del departamento de Jinotega y Nueva Segovia para que sean ellos los que puedan sacarle provecho, ya que ésta es heredada por sus padres y así evitar que los jóvenes emigren a otros países, ante la falta de oportunidades.

Jimmy Bolaños, especialista agrícola de la Embajada de los Estados Unidos, dijo que a través del Proyecto Desarrollo Agroempresarial además de capacitar a los hijos de productores el proyecto ha beneficiado directamente a 19 mil pequeños productores, quienes han recibido asistencia técnica, acceso a mejores insumos agropecuarios, así como capacitación y formación en la planificación de la producción para la comercialización y el consumo.

Franklin Rivera, Gerente Técnico del proyecto dijo que además de la parte teórica se fue al terreno y fue allí donde se comenzó todo el proceso que va desde la preparación de la tierra hasta la producción del cultivo.


Buenos rendimientos
De las ocho escuelas de campo los jóvenes establecieron parcelas demostrativas en diferentes rubros, 4 en café, 2 en granos básicos y 2 en hortalizas logrando buenos rendimientos y calidad en los productos.

En total fueron 177 jóvenes hijos de productores los que concluyeron sus estudios, de los cuales se graduaron 56 mujeres y 121 varones, quienes cumplieron con los requisitos definidos para la conclusión exitosa de este proceso.