•  |
  •  |

Una serie de planes a favor del medio ambiente impulsa la delegación departamental del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, en diversos municipios de Chinandega, confirmó Presentación Rodríguez, delegado de esa institución.

Aseguró que en la denominada Cuenca 58 que abarca los municipios de San Francisco de Cuajiniquilapa, San Pedro de Potrero Grande, Santo Tomás del Nance, Villa Nueva y Somotillo, trabajan en la protección del suelo, la biodiversidad y el agua, como elementos del manejo sostenible de la tierra.

“Estamos reforestando las zonas de recarga, también trabajamos en los sistemas agroforestales, en los sistemas silvopastoriles, todo en una zona seca”, indicó el funcionario.

Inundaciones y sequías
Por otro lado, Rodríguez dijo que impulsarán el proyecto denominado “Reducción de los Riesgos de Vulnerabilidad ante Inundaciones y Sequías frente al Cambio Climático, valorado en 5.4 millones de dólares para fortalecer la Cuenca 60 que comprende los municipios de El Sauce, Achuapa y Villa Nueva, donde serán beneficiadas un total de sesenta familias de escasos recursos.

Añadió que el proyecto será apoyado por las alcaldías de esos municipios, el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, el Instituto Nacional Forestal, Inafor, entre otras que  trabajan a favor del tema ambiental.

Se atenderán ocho microcuencas
Además, atenderán ocho microcuencas del departamento de Chinandega, que incluyen las microcuencas de El Genízaro y El Pilón, donde trabajarán en la retención del agua.

“Trabajaremos en cada una de las microcuencas con 140 hectáreas en sistemas agroforestales y en 50 hectáreas en las zonas de recargas. Es un proyecto bien novedoso ya se firmó un convenio entre el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD y el Marena, es  bien novedoso y los recursos estarán en el territorio para incentivar temas ambientales”, afirmó.

El delegado departamental del Marena dijo que en base a la Ley 250 fortalecen los subsistemas de las cinco áreas protegidas del departamento de Chinandega, y fortalecen los planes de manejo colaborativos con el apoyo de la empresa privada, instituciones gubernamentales, población, entre otros.

Promover la acuicultura
“También, tenemos un centro de interpretación ambiental en la Reserva Forestal del Volcán Cosigüina y criaderos de lapas rojas, chocoyos, loras, iguanas, guarda tinajas y guatusos. En la Reserva Forestal de Padre Ramos, tenemos un criadero de lagartos, manejado por quince mujeres, con apoyo del Marena, Alcaldía de El Viejo, entre otros actores sociales”, indicó.

Agregó que impulsan la producción de pargos lunarejos en aguas flotantes en la localidad costera de Aserradores, donde esa especie de peces es alimentada con cabeza de camarón molido, que tiene un alto contenido de proteína.

“En la localidad El Rosario, un grupo de veinte mujeres trabajan en un criadero de conchas negras, con buen manejo de ese ecosistema. Impulsamos la educación ambiental, para que todos conozcamos la madre tierra y los planes de manejo de las cinco áreas protegidas de nuestro departamento”, manifestó.

En cuanto a la protección de incendios forestales, Rodríguez afirmó que hay 34 brigadas activas principalmente en las cinco áreas protegidas, y con el esfuerzo de ellos, este año, se han reducido sustancialmente los siniestros.