•  |
  •  |

Las comunidades costeras de Salinas Grande, Las Peñitas y Poneloya en el municipio de León, tienen más de diez años de trabajar a favor de una cultura de prevención y gestión de riesgos ante la ocurrencia de tsunami, huracanes o de cualquier otro tipo de desastre que se presente.

La cooperación japonesa ha sido determinante en la transferencia de conocimientos, equipamiento y promoción de estrategias de prevención, en donde intervienen distintas instituciones del gobierno, alcaldía, el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central, Cepredenac, y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, JICA. El Proyecto de Desarrollo de Capacidades para la Gestión de Riesgos a Desastres en América Central (Bisai), tiene presencia desde octubre de 2006, en los países de la región centroamericana, pero en nuestro país las comunidades costeras de Salinas Grande, Las Peñitas y Poneloya fueron escogidas hace diez años por su pobreza y vulnerabilidad. Los esfuerzos por crear una conciencia de prevención concluirá el próximo año.

Fortalecer capacidades comunitarias
Eiji Kawahigashi, Coordinador del proyecto Bosai, afirmó que el objetivo es desarrollar y fortalecer las capacidades comunitarias, así como reforzar los conocimientos de autoridades municipales en la gestión de riesgos a desastres, incluyendo la acumulación e intercambio de conocimientos en las distintas áreas.

“Las comunidades costeras de León se encuentran preparadas ante la ocurrencia de desastres, pero es necesario que los líderes comarcales transmitan los conocimientos adquiridos a los miembros de dichas comunidades, crear conciencia en la población y actuar de manera organizada”, dijo Kawahigashi.

En la ejecución del proyecto se han invertido alrededor de diez millones de dólares en la región Centroamericana, Nicaragua ha sido beneficiada con más de un millón.

“Al menos 200 líderes comarcales se han organizado para transferir los conocimientos a los demás miembros de las tres comunidades, se han preparado como brigadistas de primeros auxilios y actualmente se capacitan en programas de control y prevención de incendios”, dijo Margarita Hernández, Coordinadora del Proyecto de Gestión de Riesgo en la municipalidad y representante del proyecto Bosai en las comunidades costeras de León.