•  |
  •  |

Una delegación de jueces de Guatemala se reunió esta semana con la Comisión   Interinstitucional de Justicia Penal de la ciudad de Granada y con los magistrados del  Tribunal de Apelaciones de la Circunscripción Sur para conversar e intercambiar impresiones acerca del programa de los Facilitadores Judiciales, que se viene ejecutando en nuestro país desde hace varios años.

Participaron siete representantes del sistema judicial guatemalteco, lo mismo que autoridades de la Policía Nacional, Ministerio Público, Sistema Penitenciario y delegados de la Organización de Estados Americanos, OEA, entidad que financia dicho programa.

La doctora María Fabiola Betancourt, Jueza  Primero Local  Penal de Granada, explicó  los alcances y beneficios para la población.

Programa extendido a las áreas rural y urbana
“Es un programa que se ha extendido no sólo en el  área rural sino también en el área  urbana de los municipios; para nosotros y la población ha sido muy provechoso. Tenemos presencia en zonas alejadas, por ejemplo en Malacatoya donde el acceso se nos hace más difícil en el invierno, cuando se dan las crecidas de los ríos”, manifestó.

“Los facilitadores han ayudado también en la inscripción civil de las personas, ya que tenemos un gran número de gente que no inscribe a sus hijos y no poseen ni siquiera una partida de nacimiento”, añadió Donají Meza, Jueza Local Civil.

El juez Local Único de Nandaime, Jaime Aguilar indicó que en ese municipio están capacitando a los facilitadores con ayuda de  la alcaldía y del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, en temas relacionados a la violencia  intrafamiliar, con el propósito de que reproduzcan estos conocimientos entre sus vecinos y allegados.
Por su parte, Karla Bendaña, titular del Juzgado Local Único de Diriomo, mencionó que  los facilitadores han colaborado con ese juzgado en la realización de matrimonios  masivos, registros de personas y pensiones alimenticias.

Recolectando experiencias
“Estamos aquí para recoger toda esta experiencia que ustedes ya han vivido, porque nosotros tenemos la necesidad de romper con las barreras de acceso a la justicia y disminuir la alta carga de trabajo de los jueces”, enfatizó el doctor Gustavo Bonilla, Juez de la Corte  Suprema de Guatemala.

“La  introducción de los facilitadores va a ser un reto enorme, porque  allá las mediaciones solamente las puede realizar el Centro de Mediación y los Jueces de Paz. Habrá muchas personas que creerán que van a perder su empleo, pero no es así, deberán reconocer que esta experiencia es muy beneficiosa”, afirmó Elia Raquel Perdomo, Juez de Paz de Santa Cruz, Guatemala.

Luego de la puesta en marcha del  programa en Granada desde el 2009, se han registrado 55  mediaciones en el municipio de Nandaime, 52  en Granada, 15 en  Diriomo y 2 en Diriá, todas realizadas por los facilitadores judiciales.

Esta es la segunda ocasión  que autoridades judiciales guatemaltecas visitan Nicaragua  para recoger información acerca del programa que también se está implementando en Honduras, Panamá y Paraguay.