•  |
  •  |
  • END

Violeta Pérez Muñoz, Gerente de la Microfinanciera ADIM (Asociación para el Desarrollo Integral de las Mujeres), fue acusada en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía de Rivas por el delito de hurto, ya que en enero procedió a retirar de una vivienda un equipo de sonido, cuya propietaria nada tenía que ver con un préstamo de 5 mil córdobas que hicieron en la microfinanciera y el cual este 28 de febrero fue cancelado.

Según el subcomisionado César Useda, jefe de Auxilio Judicial de la Policía rivense, en este caso también es acusada la promotora de crédito Ana Lumbí López, y de acuerdo a sus declaraciones, sólo espera que el juez de Audiencias de Rivas les avale una orden de allanamiento para ingresar a la microfinanciera y recuperar el equipo de sonido y arrestar si es posible a la gerente y a la promotora.


Por préstamo ajeno
La denuncia la hizo Maciel Guadalupe Torres Hurtado, quien detalló que hace seis meses compró en una casa comercial el equipo de sonido en 8,900 córdobas, y que su sorpresa fue que en enero Pérez Muñoz y Lumbí López llegaron al barrio San Rafael, a la casa de su mamá, Gladys Hurtado, a llevarse el electrodoméstico.

La razón que adujeron tanto Pérez Muñoz como Lumbí López, era que se llevaban el equipo de sonido porque una hermana de Maciel Guadalupe, María José Torres, se había retrasado en tres cuotas. No obstante, la propietaria del equipo de sonido se molestó tanto que decidió acusar a la gerente y a la promotora de crédito, ya que confirmó que nada tiene que ver con el préstamo que hizo su hermana.


Ni siquiera era fiadora
A la vez, la misma María José detalló que su hermana no fue su fiadora del préstamo que hizo en ADIM a mediados del año pasado, y el cual, según documentos, debería de ser cancelado el cuatro de abril de este año, pero como se retrasó en tres cuotas, surgió el problema, y se vio obligada a cancelar el préstamo este 28 de febrero, pero aun así la gerente de ADIM se niega a regresar el equipo de sonido.

Por su parte, el subcomisionado Useda indicó que lo realizado por la gerente de ADIM y Lumbí López es ilegal, “porque aunque el equipo de sonido haya estado en garantía, no podían llevárselo así por así, sino que tenían que haber impulsado un proceso por la vía civil para que fuese un juez quien ordenara la ocupación”, expresó.

El jefe policial a la vez aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a la población para que no se deje intimidar por las microfinancieras, y acudan a la Policía a denunciarlas por casos como éstos.