•  |
  •  |

El derribamiento de los favoritos Chris Crowther, de Estados Unidos, y Paola Longoria, de México, frente a ese atrevido e impetuoso chavalo de apenas 17 años llamado Jorge de La Rosa y la consistente y astuta Rhonda Rajisch, con el agregado de una disputada final en dobles femenino, ganada por la pareja azteca integrada por Longoria y Samantha Salas, le inyectaron espectacularidad al cierre del torneo clasificatorio de racquetbol, valedero para los Juegos Panamericanos a realizarse en Guadalajara.

La escuadra pinolera, pese al derroche de esfuerzo, se quedó corta, y no podrá estar presente en ese evento regional programado para el mes de octubre. Las mejores actuaciones hay que apuntárselas a Bernardo Zamora y Luciano García en varones, y María Paula Posada y Silvia Zamora en damas.

La jornada del sábado, nos permitió ser testigos del enfrentamiento entre las dos mejores jugadoras del planeta, la mexicana Longoria y la norteamericana Rajisch en la fase de semifinales. Sin ser neutralizada, la destreza de la pequeña Longoria fue superada por la solidez de juego de Rajisch, quien en la final, doblegó a Samantha Salas sin dar margen a la menor discusión.

En varones, el chavalo mexicano De la Rosa daba la impresión de ser un ‘David’ con raqueta retando al ‘Goliat’ Crowther, pero después de perder el primer set, arremetió en los otros dos en medio del júbilo de los asistentes, para imponerse 15-14 y 11-9, coronándose.

Originario de San Luis Potosí, De la Rosa logró su primer triunfo sobre Crowther, mostrando un gran crecimiento. Durante el duelo, la pelota estuvo zumbando como avispa enfurecida rebotando en las paredes con una rapidez desconcertante, excepto para ellos, que brindaron un gran show en el Terraza.