•  |
  •  |

Bulls de Chicago y Heat de Miami, cayeron ante Indiana y Filadelfia por 89-84 y 86-82, viéndose forzados a disputar un quinto juego de la serie al mejor de siete con ventaja de 3-1, pero los Celtics de Boston, terminaron de apretar el cuello de los Knicks de Nueva York barriéndolos en cuatro juegos con victoria 101-89, apoyándose en el efectivo funcionamiento de Rajon Rondo, Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen.

Otra probable barrida podría ser completada hoy, si los Thunders Oklahoma con el fiero Kevin Durant (3-0), mantienen a los Nuggets de Denver debajo de la suela de sus zapatos, después de vencerlos 97-94 el sábado.

La mayor sorpresa es ver a los Spurs de San Antonio, el mejor equipo de la NBA hasta el penúltimo día de la temporada regular, detrás de los Grizzlies de Memphis 1-2, al caer 91-88 el sábado, con Duncan, Ginóbili y Parker, atrapados por la desesperación; y el suspenso más denso cobija a los Mavericks de Dallas que se apoyan en el accionar de Dirk Nowitzki y los Trail Blazers de Portland, empatados 2-2, al ser superado Dallas 84-82 con una espectacular arremetida de 35 puntos realizada por los Blazers en el último cuarto.

Los Halcones de Atlanta se habían adelantado 2-1 al Magic de Orlando jefeado por Dwight Howard y disputaban ayer su cuarto duelo, lo mismo que los Lakers, que aventajan a los Hornets de Nueva Orleans, el equipo empujado por Chris Paul, 2-1. Los Lakers con 30 puntos de Kobe Bryant, se impusieron 100-86 el viernes.

Las grandes intrigas son: ¿volverán a ser los Spurs tan efectivos como antes de derrumbarse en la recta final de la campaña?, ¿quién prevalecerá entre Dallas y Portland?, y ¿sacará Howard a Orlando de las dificultades?