•  |
  •  |
  • END

Barcelona / EFE
El barcelonista Leo Messi estará aproximadamente seis semanas de baja, tras confirmarse que sufre una rotura en el tercio proximal del bíceps femoral de la pierna izquierda, según el comunicado médico ofrecido por el club.

El delantero se lesionó durante el partido ante el Celtic de Glasgow, en una acción fortuita que se produjo en el minuto 33.

Las pruebas efectuadas ayer al jugador argentino ratifican que él estará al menos un mes y medio fuera del equipo, un periodo de baja que le obligará a perderse los partidos de cuartos de final de la Liga de Campeones (previstos para el 2 y el 9 de abril) y posiblemente la final de la Copa del Rey, si su equipo elimina al Valencia en las semifinales, prevista para el 16 de abril. Messi tampoco podrá actuar en los próximo seis partidos de Liga.

El argentino ya sufrió una lesión similar el pasado 15 de diciembre, ante el Valencia en Mestalla. Sufrió una rotura de entre cuatro y cinco centímetros, estuvo 34 días de baja y reapareció ante el Racing de Santander, el 20 de enero.

Lesionado a la media hora de juego del partido ante el Celtic de Glasgow (1-0), Messi abandonó el campo entre lágrimas, consciente de la gravedad de su lesión, la segunda de este calibre durante la presente temporada y la cuarta en el bíceps femoral desde que forma parte del primer equipo.

El argentino se desplazó a la clínica Asepeyo de Sant Cugat del Vallés junto a sus padres para someterse a las pruebas médicas que habrían de confirmar el primer diagnóstico de los médicos.

La exploración confirmó que el argentino se ha vuelto a romper en el bíceps femoral, la zona en la que se lesionó en Valencia y que le impidió jugar el clásico ante el Real Madrid.

Concretamente, Messi sufre una rotura (los médicos no han confirmado los centímetros exactos de la misma) en el tercio proximal del bíceps femoral de la pierna izquierda.

Si el periodo de baja previsto inicialmente, seis semanas, se cumple a rajatabla, Messi recibiría el alta médica exactamente el mismo día en el que se disputa la final de la Copa del Rey, el 16 de abril.

En su comunicado, los médicos del club subrayan que el jugador "ha seguido un trabajo específico desde comienzos de la temporada adecuado a sus características".

"El resultado de los datos obtenidos a través de los diferentes trabajos y controles ha facilitado la disponibilidad del jugador para cada partido", especifican los doctores del club, que también matizan que, "como en cualquier lesión", en el caso de Messi existe "un factor accidental que es difícil de prever".

Como conclusión de su escrito, los médicos del Barcelona desvelan también que este tipo de "trabajo específico" se continuará "realizando durante lo que resta de temporada".