•   Madrid / EFE  |
  •  |
  •  |

El Real Madrid anunció hoy en un comunicado oficial que denuncia ante la UEFA al FC Barcelona por conducta antideportiva de sus jugadores durante el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones jugado en el estadio Santiago Bernabéu.

"Conocida la decisión sin precedentes del F. C. Barcelona de denunciar al entrenador del Real Madrid C. F. José Mourinho ante el Comité de Control y Disciplina de UEFA, el Real Madrid C. F. comunica que se ve obligado a dar consecuente traslado al mismo órgano disciplinario de la reiterada conducta antideportiva del F. C. Barcelona, cuyos jugadores simularon agresiones de forma persistente con el único fin de inducir a error al árbitro del encuentro, lo que degeneró en la decisión manifiestamente injusta de expulsar a nuestro jugador Pepe", dice el texto en la web del club.

"Resulta sorprendente que este encadenamiento de conductas antideportivas y decisiones desafortunadas finalmente desemboque en la apertura de un expediente disciplinario a nuestro entrenador José Mourinho quien, más allá de opiniones vertidas en el ejercicio de su libertad de expresión, puso de manifiesto su rechazo a la victoria deportiva a cualquier precio y a la vulneración de los principios de lealtad, integridad y espíritu deportivo que consagran el art. 7 del

Preámbulo de los Estatutos de UEFA y el art. 5 de su Reglamento Disciplinario, por lo que el Real Madrid C. F. manifiesta su total apoyo a su entrenador".

El Real Madrid cerró así esta noche una jornada polémica el día después del triunfo logrado ayer por el FC Barcelona (0-2). La UEFA decidió abrir un expediente sancionador a José Mourinho por parte del Tribunal de Control y  Disciplina y posteriormente el propio FC Barcelona también hizo lo propio con el entrenador del Real Madrid por sus declaraciones postpartido donde puso en duda el título europeo que logró el Barça en 2009.

En una reunión de urgencia en el Camp Nou, el club barcelonista afirmó que presentará esta denuncia porque entiende que las declaraciones de Mourinho contravienen el artículo 5, apartados B y D, de las normas de la UEFA, relativas a "lesionar la reputación del fútbol”.