•   MADRID/AFP  |
  •  |
  •  |

El entrenador del Real Madrid, el portugués José Mourinho, buscó hoy apaciguar la polémica con el Barcelona, asegurando que no quiere hablar más sobre lo ocurrido en el partido de Liga de Campeones del miércoles, aunque dando a entender que las imágenes son su mejor aliado.

"Una imagen vale más que mil palabras y como hay tantas imágenes no voy a hablar más de todo lo que ha pasado. Ahora tengo más ganas aún de seguir al frente del Real Madrid por todo lo que representa", declaró Mourinho en rueda de prensa.

"Quien critica mis palabras critica las imágenes. Y quien hace eso piensa que esas imágenes están retocadas con Photoshop o son videos editados. Como no es así, yo sigo tranquilo, trabajando como siempre y pensando en el partido contra el Zaragoza", añadió el técnico luso.

La UEFA abrió el jueves un proceso disciplinario contra José Mourinho por sus declaraciones tras el partido de ida de semifinales de Liga de Campeones Real Madrid-Barcelona (0-2), después de su expulsión en ese encuentro por protestar la tarjeta roja a su defensa Pepe.

En rueda de prensa posterior al partido, Mourinho tuvo palabras explosivas, cuestionando al entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, a la UEFA y al presidente de la Federación Española de Fútbol.

El Barça respondió el jueves anunciando que denunciaba ante la UEFA a Mourinho, mientras que pocas horas más tarde, el Real Madrid decidió hacer lo mismo ante el organismo europeo por "conducta antideportiva reiterada" de los jugadores azulgranas.

El Real Madrid, que perdió en casa 2-0, considera que los jugadores azulgranas "simularon agresiones de forma persistente con el único fin de inducir a error al árbitro del encuentro, lo que degeneró en la decisión manifiestamente injusta de expulsar a nuestro jugador Pepe".

Los dos clubes se volverán a enfrentar el 3 de mayo en Barcelona, en partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones.

De forma paralela a las polémicas, Mourinho comunicó este viernes que no incluyó a cuatro titulares contra el Barça (Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso, Lassana Diarra y Raúl Albiol) para el partido de este sábado contra el Zaragoza.

Ninguno de ellos tendría problemas físicos y la causa sería darles descanso tras el esfuerzo del último partido.

En el caso de Cristiano Ronaldo, que criticó tras la derrota el planteamiento defensivo del equipo para la ida contra el Barcelona, un sector de la prensa lo consideró un castigo por esas palabras, pero 'Mou' lo justificó diciendo que el club tiene garantías ofensivas más que de sobra para afrontar el partido del Zaragoza.