•   Madrid / EFE  |
  •  |
  •  |

José Mourinho, entrenador del Real Madrid, intentó ayer eludir la polémica y no quiso hablar de todos los acontecimientos surgidos tras el partido ante el Barcelona en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones y remitió a la prensa a ver y analizar las imágenes “que hablan” del partido que jugaron los blancos contra los hombres de Pep Guardiola.


Cuestionado por los medios de comunicación en rueda de prensa acerca del expediente que le abrió la UEFA, por la expulsión de Pepe, por sus declaraciones posteriores al encuentro frente al Barcelona y por el anuncio de la entidad barcelonista de denunciarle ante la Comisión de Disciplina de la UEFA, Mourinho emplazó a la prensa a ver las imágenes del duelo.


“Estoy muy bien. Óptimo de salud y trabajando como siempre. No quiero hablar más del tema por una razón simple. Una imagen vale más que mil palabras. En estos momentos son tantas las imágenes acumuladas y las que dan la vuelta al mundo, que si vas a traducir esa máxima, son tantas las imágenes y son tantas las palabras, que no hay más que decir, dijo.

 

“Quien critica mis palabras, critica las imágenes. Quien critica las imágenes, piensa que las fotos son “photoshop” y los vídeos montajes. Como son fotos y vídeos reales, son tantas imágenes, y tantas palabras, que no tengo más que decir”, agregó.
Asimismo, el técnico portugués dejó claro que por todo lo ocurrido, tiene más ganas de seguir al frente del club que preside Florentino Pérez. “Tengo más ganas de continuar al frente del Real Madrid por lo que significa el Real Madrid. La camiseta es blanca y el blanco tiene significado. Tengo más voluntad de estar en el Real Madrid”, aseveró tras afirmar con una respuesta muy escueta que no tiene ninguna responsabilidad en la derrota por 0-2 frente al Barcelona.


No pudo evitar que los periodistas preguntasen una y otra vez por todas las polémicas surgidas tras el choque contra el Barcelona. Sin embargo, siempre respondió lo mismo. “No es un problema para mí la presión. Es como digo, no tengo más que hablar. Las imágenes hablan. No tengo más que hablar. A partir de este momento, nada. Todo normal para mí. Las imágenes hablan”, insistió.