•  |
  •  |

Zach Randolph se echó al hombro a los Grizzlies (Osos pardos) de Memphis, para enterrar a los supuestos favoritos para avanzar a la final de la NBA, las Espuelas de San Antonio, con marcador de 99-91 en el sexto partido de la serie play off.


El gigante de 6 pies 9 pulgadas de los Grizzlies, Randolph, encestó 31 puntos y capturó 11 rebotes, en una actuación que fue determinante en el último período del partido que dejó con el corazón marchito a los Spurs, que pasan a ser el tercer mejor equipo en balance de ganados y perdido en una temporada con 61 que son eliminados.


Memphis aprovechó y no defraudó su estatus de local en el FedExForum, porque desde el despegue del partido golpearon el orgullo de las Espuelas al llevarse el primer tiempo 24-16.


El ritmo de juego de los Grizzlies fue constante, no bajaron el ritmo apegados a su estilo. Por su parte, San Antonio haciendo honor a su poder y efectividad para sus ejecuciones encabezadas por el argentino Manuel Ginobili, metió el acelerador en el segundo período y fue clave para ir al descanso perdiendo solo por tres puntos (46-43).


El regreso de las acciones fueron muy intensas, como una copia al carbón de lo que fue el desafío del miércoles pasado donde las Espuelas perdieron 110-103. Ambos no cedieron y la pizarra se movió a 70-66, siempre a favor de los Osos Pardos.


El cierre 99-91 lo refleja todo y dejó como clasificados a los Grizzlies para enfrentar en la siguiente fase a Oklahoma City.