•  |
  •  |

Hoy lunes se reanuda la gran final del campeonato 50 de la pelota cubana, en Ciego de Ávila. Será el último o el penúltimo juego con el que se decidiría el campeonato. Pinar del Río –representativo de Occidente— lleva tres ganados, le falta uno para coronarse, mientras que el equipo local –representativo del Oriente— necesita ganar los dos juegos. Si lo lograra, sería la primera vez en la historia de estas series que un equipo gana los tres juegos finales seguidos, pues Ciego de Ávila ganó el último que se jugó en Pinar del Río la noche del viernes 29 de abril, y el primero de la serie en su cancha, el sábado 23 del mismo mes.


El primer juego en Pinar del Río, tercero de la serie y segundo del equipo, fue una noqueada de 14 por 4 en el octavo inning sobre Ciego de Ávila; en la primera entrada de este juego, hubo cuatro jonrones seguidos.


El cuarto juego lo ganó Pinar 5 por 4, y el quinto lo ganaron los visitantes 3 carreras por una, que fue un jonrón de Yovani Pereza, bateador designado, en el noveno inning, cuando el novato de 23 años, Yadir Rabí, ya les había colgado ocho ceros. Otro novato de 20 años, Julio Alfredo Martínez, admitió un jonrón, también el noveno inning, de Yoelvis Fiss, su octavo de la posttemporada, y con el cual empató el récord de ocho jonrones con Alexander Malleta, del equipo Industriales.


Ese juego se caracterizó por el duelo de pitcheo entre dos grandes prospectos, Rabí y Martínez.


Los dos equipos finalistas se habían impuesto sobre Granma y Cienfuegos, respectivamente, en la serie Semifinal, causando sorpresa, dado que los dos equipos perdedores habían encabezado su respectiva región durante la serie regular. Y los play off de Occidente, Ciego de Ávila le ganó a Guantánamo, Granma y Villa Clara. En los de Occidente, Pinar del Río, se impuso sobre Habana, Santi Spiritu y Cienfuegos. Cienfuegos había ganado casi 70 de los 90 juegos de la serie regular.


Dramático fue también el caso del equipo Granma: campeón de bateo colectivo en la serie regular, bateó 110 jonrones y 21 más en  los play off). Dos de sus jugadores, el jardinero central Yoani Céspedes y el jardinero izquierdo, Alfredo Despaigne se adjudicaron 70 de jonrones, 35 cada uno. Despaigne dio seis jonrones más en el play off para sumar 41.


Ciego de Ávila está luchando por primera vez el campeonato nacional, y para Pinar del Río es su octava oportunidad, de las cuales sólo ha ganado dos veces.


Otra sorpresa: los dos equipos más populares y campeonables de la Isla, Santiago de Cuba e Industriales –campeones del año anterior—, quedaron en los puestos nueve y diez, respectivamente, entre los 16 equipos participantes en esta “Serie de Oro” del aniversario 50.