• |
  • |
  • END

En el estadio Independencia de Estelí se jugará mañana una nueva versión del súper clásico nacional. Los dos equipos llegan con presentes diferentes. Estelí llega en crisis, los diriambinos pelean la punta a Ocotal.

Los vigentes campeones acusan crisis por los malos resultados. Lejos de la punta tras ser goleado 3-0 por Ocotal y haber caído 1-0 ante Ferreti, buscará la recuperación ante el rival ideal.

Un triunfo le dará a Otoniel Olivas un poco de oxígeno para seguir adelante. Una derrota, en cambio, podría motivar a la renuncia de un DT que desde hace tiempo no ve en peligro su puesto.

Diriangén llega más relajado, está a un punto del líder y si gana podría quedar como único puntero, siempre y cuando San Marcos derrote en su patio a Ocotal. Todo es más tranquilo. El equipo está definido.

“Espero la victoria, estamos trabajando para eso, están pasando mal momento y lo vamos a rematar, a Diriangén no le importa el rival ni como ande, tenemos un objetivo que es ganar, vamos a salir a buscar el triunfo. Este Estelí no es temible y a Diriangén hay que respetarlo”, amenazó Mena.

Los visitantes mantendrán el mismo equipo que viene de vencer de local 2-0 a Real Madriz. Los estelianos, en cambio, tienen las bajas de Elmer Mejía, Ricardo Vega y Samuel Wilson.