•  |
  •  |

El Real Estelí no ha sido en los últimos dos duelos el equipo avasallador que se mostró en las primeras cinco fechas de la Cuadrangular del Clausura.


Repentinamente cambió la idea de juego que lució en semifinales, de ser agresivo, efectivo aplicando variantes, a una cara defensiva, con varios de sus mejores hombres replegados y sin aportar al ataque.


Pero según su técnico, Otoniel Olivas, esas circunstancias vistas en el primer duelo de la final contra Ferreti en Managua no fueron por decisión táctica sino por iniciativa de sus dirigidos.


“No sé qué paso con el equipo en ese juego. Jugadores como Rudel trabajaron mucho atrás porque creo que quería apoyar de esa forma, no porque lo haya mandado. El asunto es que al momento que pasábamos de la defensa al ataque debía adelantarse, pero se quedaba atrás y eso nos limitó. Y otros como Manuel Rosas y Eliud Zeledón tampoco dieron mucha salida por decisión de ellos”, comentó Olivas.


Aún así Estelí tuvo mejores opciones de gol pero tampoco definieron Raúl Leguías ni Samuel Wilson. “Pero la historia será diferente ahora, vamos a jugar el partido del año porque se lo debemos a la afición, a la directiva que logró que aprobaran el estadio para la Concachampions. Yo no pienso en la gente que no jugará por Ferreti, sino en lo que nosotros debemos hacer para ganar, y se los aseguro, no me veo derrotado”.