•  |
  •  |

Los Heat lograron su segundo triunfo de la serie final de la División Este de la NBA, con marcador de 96 a 85. Esta vez no se lucieron Lebron James y Dwyane Wade pero sí Chris Bosh con su 34 que ayudaron para poner adelante 2-1 los de Miami frente a unos Bulls de Chicago amarrados.

Pero no fue un partido tan cómodo para Miami. En el primer cuarto sacaron una ventaja 18 a 15, y en el segundo y tercer período, igualaban 25-25, por lo que la diferencia seguía siendo para los Heat por los tres puntos que sacaron de la primera parte.

El cuarto tiempo fue determinante para sacar de paso a los Bulls. Los Heat, que frenaron a Derrick Rose en 20 puntos con ocho encestes de 19 intentos, sacaron ventaja de la defensa férrea y de la excelente noche de Bosh para llevarse ese tiempo 28-20. Miami cerró anotando nueve puntos seguidos por ninguno de los Bulls, entre ellos una canasta de tres de James. Carlos Boozer fue el mejor por Chicago con 26 puntos y sus 17 rebotes, diez de ellos bajo su propia canasta.