•   París / Agencias  |
  •  |
  •  |

El momento del español Rafael Nadal, el rey de la tierra, quedó reflejado en su tremendo esfuerzo para derrotar al estadounidense John Isner, 39 del mundo, en su primer partido a cinco sets en toda su vida en Roland Garros.

Nadal estuvo contra las cuerdas, pero al final resurgió para vencer al gigante de Greensboro (Carolina del Norte) 2,06 metros después cuatro horas y un minuto, para vencerle por 6-4, 6-7 (2), 6-7 (2), 6-2 y 6-4 al tercer punto de partido, y alcanzar la segunda ronda de la forma más sufrida que él mismo pueda recordar.

Tras ganar el último punto, “Rafa” explotó y gritó con fuerza para quitarse toda la presión de un partido que jamás soñó y que resultó una pesadilla para él.

“Ha sido muy difícil sí, ha sido un rival muy duro, y su saque es casi imparable. “Fue muy cerrado, con mucha presión, y en los desempates estaba muy nervioso”, reconoció Nadal.
Esta fue la primera vez que Nadal, quien el 3 de junio cumplirá 25 años, juega cinco sets en París y que además pierde un tie breack, al tiempo que nunca había cedido un parcial en la primera ronda de este certamen.

Asimismo, el mallorquín sólo había llegado en dos ocasiones a un quinto set sobre polvo de ladrillo, y ambas fueron en el torneo de Roma: en la final de 2005 ante el argentino Guillermo Coria y en 2006 ante el suizo Roger Federer.

A Isner siempre se le recordará por ser el jugador, que junto con el francés Nicolas Mahut protagonizó el partido más largo de la historia, en Wimbledon, entre el 22 y 24 de junio el pasado año, tanto en tiempo (11 horas y 5 minutos) como en juegos disputados (183): 6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3) y 70-68.