•   LONDRES / AFP  |
  •  |
  •  |

La final de la Liga de Campeones, el sábado en Londres, será el último partido que jugará el veterano portero del Manchester United, el holandés Edwin Van der Sar, que se retirará con casi 41 años, en un marco excepcional como el estadio de Wembley, la catedral del fútbol mundial.

Será la quinta final de la Liga de Campeones que dispute el portero holandés, que jugó dos con el Ajax de Amsterdam, ganando una en 1995 al Milan (1-0) y perdiendo otra frente al Juventus (1-1 y 4-2 en los penales) al año siguiente (1996).

Con el Manchester United jugó otras dos, ganando la primera, en 2008, al derrotar al Chelsea en Moscú (1-1 y 6-5 en los penales), y perdiendo la segunda contra el Barcelona en Roma en 2009 (2-0), por lo que ahora jugará su quinta final.
“Si ganamos será una despedida perfecta, aunque no estoy pensando demasiado en este partido como un adiós”, señaló Van der Sar.

“En esta temporada se han dado una acumulación de sensaciones. Afortunadamente ganamos la Premier League y sólo nos queda la ‘Champions’, por lo que toda mi energía y concentración está en ganar este partido”, afirmó Van der Sar, al que sustituirá en Manchester el joven portero español David de Gea.

Un título en su despedida, en un marco incomparable como Wembley y en una final de ensueño entre Manchester United y Barcelona pondría colofón a una carrera fantástica.

En la temporada 2008-2009 instauró con el Manchester United el récord de tiempo sin conceder un gol (1.311 minutos). Van der Sar es además el jugador que ha disputado más partidos con la selección holandesa (130) y eso que renunció a jugar el Mundial-2010 con el equipo naranja.

Es además el jugador más viejo en ganar la Premier League, cuando se hizo con el título esta temporada a los 40 años y 255 días.

Tras colgar los guantes, Van der Sar ya piensa en ser entrenador. En seis años a la sombra de Ferguson habrá aprendido mucho.