•   PARÍS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El español Rafael Nadal, número uno mundial, volvió a mostrarse vulnerable y sufrió para eliminar a su compatriota Pablo Andújar, 48º jugador mundial, que le puso en serios apuros este jueves en varias fases del encuentro, hasta su derrota final por 7-5, 6-3 y 7-6 (7/4).

Nadal se enfrentará en la próxima ronda del torneo al croata Antonio Veic, que dio la sorpresa al eliminar en cinco mangas al 'ex top 10' ruso Nikolay Davydenko por 3-6, 6-2, 7-5, 3-6 y 6-1.

Apenas dos días después de haberse asomado al abismo en el duelo de primera ronda ante el estadounidense John Isner, en el que tuvo que ganar a cinco sets tras haberse puesto dos a uno en contra, Nadal volvió a dar muestras de un juego irregular, a ráfagas, inusual para él en las pistas de París.

Su objetivo de sumar el récord de seis títulos y mantener el número uno continúa entre dudas y incógnitas, sobre todo porque sus teóricos grandes rivales, el serbio Novak Djokovic (N.2) y el suizo Roger Federer (N.3) sí han solventado con autoridad sus dos primeros partidos, con una imagen muy diferente a la del mallorquín.

Nadal sigue sufriendo, pero sigue ganando y no cae ante un jugador español desde su eliminación ante Juan Carlos Ferrero en el torneo de Roma de 2008, en un partido en el que la estrella nacional estaba con problemas de ampollas, que apenas le permitían moverse por la pista.

En el primer set el partido vivió una sucesión de roturas de servicios, con ambos muy inseguros con su saque. Nadal logró el primer 'break' en el sexto juego (4-2), perdió su saque después (4-3), volvió a quebrar el servicio de Andújar en el siguiente (5-3) y éste respondió haciendo lo mismo (5-4).

Con 6-5, Nadal sumó un 'break' que le dio el set por 7-5 y en el segundo comenzó igual, poniéndose 2-0 por delante, pero su rival reaccionó y volvió a quebrar el servicio y reequilibró la situación, antes de que el número uno lograra otro quiebre para colocarse 5-3 y ganar el set luego por 6-3.

En el tercer set, Andújar tuvo cerca forzar un cuarto, llegando a destacarse 5-1 y 40-0, pero Nadal, que no se rinde nunca, consiguió equilibrar el marcador e ir remontando en el set hasta forzar el 'tie break'.

En el camino, tuvo que levantar un total de ocho bolas de set, hasta su triunfo final.

El favorito español continúa por lo tanto sumando horas de juego en las pistas de Roland Garros. Después de las cuatro de su duro partido contra Isner, necesitó esta vez tres horas y veinte minutos para dejar atrás el segundo obstáculo.