•  |
  •  |

El panorama cambió de forma increíble para el América. De haberse garantizado el séptimo lugar del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División para pelear en repechaje su permanencia en la Primera División, de pronto ayer, eso se desvaneció. Al menos eso parece.

Los americanistas no se presentaron al juego reprogramado por la Federación Nicaragüense de Fútbol ante Real Madriz en el IND, luego que la Comisión Disciplinaria hallara supuesta “falta a la deportividad” en el partido original que ganaron los capitalinos 7-1 hace dos meses.

Los que llegaron al estadio ayer fueron 11 jugadores del Real Madriz, el visor del partido y la cuarteta arbitral. Del América, el presidente de la directiva, Eliecer Trillos ya había advertido que no se prestaría al “jueguito” de los federados, quienes habían decidido reprogramar sin presentar pruebas o argumentos en base al Código Disciplinario.

El problema ahora es qué vendrá con esta posición que asumió el América: ¿Se remitirán los federados a otorgarle los tres puntos a Real Madriz, y simplemente mandar a los capitalinos a la segunda división? Al igual que ocurrió con el caso de Armando Collado, quien fue acusado y condenado de forma tajante por ser supuestamente partícipe de un juego “vendido de la Selección Nacional”,  al América se le obliga a realizar este juego sin pruebas que fundamenten tal decisión, amparados en el secretismo con que maneja Julio Rocha la Federación de fútbol.