•   OSTRAVA, República Checa  |
  •  |
  •  |

Después de una cerrada victoria en su retorno a las pistas la semana pasada, Usain Bolt se enfoca únicamente en repetir el doblete de los sprints en el mundial y los Juegos Olímpicos. Eso, según dice, le convertirá en una leyenda del atletismo.

Bolt tiene previsto competir el martes en los 100 metros en la edición número 50 de la justa Botín Dorado, parte de su preparación con miras al campeonato mundial que se disputará en Daegu, Corea del Sur, entre el 27 de agosto y el 4 de septiembre.

"Esto es muy importante para mí. Estos dos años que vienen me servirán para ser una leyenda", dijo el lunes el tricampeón olímpico. "Estoy entrenando fuerte. Estoy buscando ponerme en forma para el resto de la temporada".

El velocista jamaiquino competirá por quinta vez en la justa de Ostrava, que es parte de la nueva serie mundial de la IAAF, y por segunda ocasión en los 100. Con ayuda del viento, salió triunfante con tiempo de 9.77 segundos en 2009.
Bolt afirmó que su objetivo es mejorar el tiempo de 9.91 que cronometró en la justa de Roma, en la que venció a Asafa Powell.

"Quiero ser más rápido. No estoy tan relajado, más bien enfocado en lo que quiero", dijo Bolt.

Bolt había estado sin competir desde que fue derrotado por el estadounidense Tyson Gay el pasado agosto en Estocolmo, lo que puso fin a la racha de dos años sin perder del jamaiquino. Decidió parar su temporada debido a molestias en la espalda y el tendón de Aquiles.

"Fue una mala carrera", dijo Bolt. "No había estado tan nervioso en casi cuatro años. Fue una sensación nueva. Lo superé y eso es lo más importante. Ahora estoy listo para lo que sigue".

En Ostrava, Bolt se las verá con su compatriota Steve Mullings, dueño de la mejor marca del año con 9.89.

"Va a ser a una carrera muy entretenida", dijo Bolt.
Bolt ha quebrado la plusmarca mundial de los 100 en tres ocasiones, la última vez con 9.58 en el mundial de Berlín de 2009. También ostenta los récords mundiales en los 200 metros.