•   OSTRAVA.- / EFE  |
  •  |
  •  |

La espectacular actuación del sudafricano L.J van Zyl y de la jamaicana Veronica Campbell-Brown, que establecieron la mejores marcas del año en los 400 metros vallas y los 100 lisos, respectivamente, eclipsaron el concurso de Usain Bolt que pese a lograr un nuevo triunfo en el hectómetro, no pudo pasar en Ostrava de unos "discretos" 9.91 segundos.

El jamaicano Usain Bolt mejoró sus prestaciones en los tacos de salida, con respecto a la cita de la semana pasada en Roma, pero la ausencia de rivales de entidad, a diferencia de lo ocurrido en la capital italiana, impidió al plusmarquista mundial mejorar su registro.

Bolt logró el mismo tiempo del pasado jueves en el Olímpico de Roma, que permitió al jamaicano sumar su segunda victoria de la temporada por delante de su compatriota Steve Mullings, (9.97), y el antiguano Daniel Bailey (10.08).

El sudafricano L.J. van Zyl, una de las sensaciones de la temporada, superó una mala salida, para acabar ganando los 400 metros vallas con un registro de 47.66, igualando la mejor marca mundial del año en la distancia, que había establecido en febrero pasado en Pretoria.

L.J. van Zyl, de 25 años, gana seis pruebas seguidas y no ha encontrado hasta el momento rival, como demuestran las casi ocho décimas en las que aventajó al británico David Greene (48.47), o el más de un segundo de ventaja (48.72) que logró sobre el estadounidense Johnny Dutch.

Igualmente contundente fue el triunfo en el hectómetro de la jamaicana Veronica Campbell-Brown, que rebajó en diez centésimas la hasta ahora mejor marca del año, en poder de la estadounidense Carmelita Jeter, para situarse como nueva líder de la clasificación mundial con un crono de 10.76 segundos.

Un registro inalcanzable para las rivales de la antillana en Ostrava, donde ni la bahameña Debbie Ferguson, segunda con una marca de 11.09, ni la jamaicana Schillonie Calvert, que cerró el podio con un tiempo de 11.13 segundos, fueron rivales para la doble campeona olímpica de los 200 metros.

Un triunfo sin lustre logró el cubano Dayron Robles, que se impuso en los 110 metros vallas con una marca de 13.14, siete centésimas más que el crono que el campeón olímpico firmó el pasado domingo en la localidad holandesa de Hengelo, donde Robles igualó la mejor marca del año, hasta entonces en posesión del chino Liu Xiang.