•  |
  •  |

Vicente Padilla reapareció en Clase A fuerte con el Rancho Cucamonga  por segunda vez en los últimos tres días, y da la impresión que está casi listo para retos mayores con los Dodgers de Los Ángeles.

El chinandegano tiró perfecto en dos entradas, actuando como abridor, y lo que es mejor, solo un rival del Lake Elsinore le sacó la pelota del cuadro, el resto fue ahogado en batazos al short, tercera y primera.

El Elsinore, filial de los Padres de San Diego, mientras era dominado por Padilla, el Cucamonga ponía en ventaja al nica 2x0 por una carrera en cada uno de los dos primeros inning ante Mike Watt, quien explotó tras lanzar 3.1 innings con seis hits y cinco carreras.

Padilla mejoró su efectividad a 1.42 se estaba acreditando el triunfo. Pero además en las últimas dos salidas, tira para cuatro innings sin carreras, aunque el 29 de mayo en dos episodios permitió un hit y ponchó a uno. Lo más importante es que se está recuperando a gran velocidad y podría pronto estar de regreso con los Dodgers, siempre y cuando no vuelva el fantasma de las lesiones.

Quien no estuvo bien ayer fue el relevistas de los Astros, Wilton López Sevilla. Aunque siendo justos, es de los pítcheres más confiables en su rol y pocas veces es descifrado como ocurrió anoche.

Entró en el octavo con el partido 1x1 ante los Cachorros y heredó un corredor del abridor de Houston, Jordan Lyles. Un doblete de Darwin Barney a lo profundo del jardín izquierdo y central, puso a adelante a los Cachorros 2x1. Wilton reaccionó ponchando a Starlin Castro y le dio base intencional a Carlos Peña pero Aramis Ramírez lo sacó del juego luego de conectarle doble por el izquierdo que aumentó la pizarra 3x1. Fue relevado por Fernando Rodríguez, quien sacó el último out. Sin embargo, los Astros hicieron seis carreras en el noveno y se llevaron la victoria 7x3, mientras López Sevilla desmejoró su efectividad a 2.86.

Los Yanquis estaban venciendo a nuestra hora de cierre 10x3 a los Atléticos con jonrones de dos carreras cada uno de Curtis Granderson y Robinson Cano, y combinado con el revés de Boston 10x7 ante los Medias Blancas, los de Nueva York se habían apoderado de la cima Este de la Liga Americana.

Tampa también sacó una victoria, aunque sufrida 5x4 ante los Rangers con cuadrangular de dos carreras, decisivo de Evan Longoria.