•   PARÍS / AFP  |
  •  |
  •  |

Li Na se convirtió en la primera china en ganar un torneo del Grand Slam, este sábado, al derrotar en la final de Roland Garros por 6-4 y 7-6 (7/0), a la defensora del título, la italiana Francesca Schiavone, quien la había eliminado en la tercera ronda en la edición anterior de la prueba.

Con este logro sin precedentes, la asiática se ubicará N.4 del rAnking de la WTA a partir del lunes, cuando se publique la lista actualizada, y también constituye una novedad por convertirse en la primera china que llega al ‘Top-5’ del tenis mundial.

La asiática, oriunda de Wuhan, ciudad en la que reside, quien en febrero pasado cumplió 29 años, es profesional desde 1999, y en la temporada 2004 ganó su primer torneo de la WTA en su país.

Seis años más tarde, en 2010, llegó al ‘Top-ten’, para meterse en el cuadro final de los torneos del Grand Slam. Ya en 2006 Li Na se había colocado entre las primeras veinte del mundo.

En el Open de Australia de esta temporada, disputó su primera final del Grand Slam, que perdió ante la belga Kim Clijsters, por lo que en esta jornada se sacó una gran espina al levantar el trofeo en la arcilla parisina.

La jugadora, quien juega al tenis desde los 8 años, después de haber probado suerte en el badminton, está casada con su entrenador, Jiang Shan.

En su palmarés figuran también los títulos obtenidos en Sidney en esta temporada, precisamente ante Clijsters en la final, el de Birmingham el año pasado, sobre césped, superficie en la que se desempeña muy bien, y el de Gold Coast, Australia, en 2008, jugado sobre superficie dura.

En Roland Garros-2011, Li Na comenzó su sorprendente recorrido ante la checa Barbora Zahlavova Strycova (6-3, 6-7 (6/8), 6-3), a la española Silvia Soler Espinosa (6-4, 7-5), y a la rumana Sorana Cirstea (6-2, 6-2).

Luego llegarían las cabezas de serie, primero fue la checa Petra Kvitova (N.9), a la que venció por 2-6, 6-1 y 6-3 en octavos, para eliminar en cuartos de final a la difícil bielorrusa Victoria Azarenka, cuarta del ranking WTA, por 7-5 y 6-2, para lograr el sorpresivo pase a la final venciendo a la rusa Maria Sharapova por 6-4 y 7-5, para luego sacarse definitivamente la espina ante Schiavone (N.5).