•   Miami / END  |
  •  |
  •  |

Después de haber tenido una de las mejores temporadas en las Grandes Ligas con el equipo de Kansas City en 2010, el cubano Yuniesky Betancourt fue canjeado al equipo de la ciudad de Milwaukee, donde poco a poco se está dejando sentir con sus números.

En cinco años de carrera, Betancourt solo había jugado en estadios de la Liga Americana y es en este 2011 que tiene la oportunidad de jugar en los parques de la Liga Nacional y frente a sus compatriotas en la ciudad de Miami.

“Aunque el béisbol es el mismo en Cuba o en cualquier parte del mundo no puedo negar que aún estoy adaptándome a este cambio de liga y al cambio de equipo, gracias a Dios llegué a un club con muy buenas posibilidades de avanzar a los playoff “, comentó.

El campocorto, quien jugó con el equipo de Villa Clara en los torneos del béisbol cubano, era considerado uno de los jugadores más veloces sobre las almohadillas, sin embargo, en la pelota organizada solamente se ha podido robar  26 bases, siendo en la temporada de 2006 cuando obtuvo su mayor cosecha con 11 . “Aquí las cosas son muy distintas, la temporada dura 162 partidos y hay que cuidarse de una lesión, además allá pesaba 160 libras, aquí estoy pesando 195”.

La sabia decisión de escapar de Cuba en una lancha rápida en 2003 rindió sus dividendo dos años más tarde, cuando fue firmado por el equipo de los Marineros de Seattle a inicios del año 2005,  produciéndose su debut en las Grandes Ligas meses más tarde en la temporada del mismo año.

“Fue bien grato firmar con Seattle pero a la vez fue un poco difícil, por lo distante de esta ciudad, me encontré con muchos obstáculos como el idioma, no tenia mi comida cubana, el sazón que solo los latinos le ponemos a la vida cotidiana, todas esas cosas me hacían falta pero poco me fui adaptando y aquí me tienen, disfrutando del beisbol y del apoyo de los fanáticos”.

Pese a la gran cantidad de obstáculos a los que  se enfrentan a diario los peloteros hispanos en las ligas menores, la proporción de jugadores latinos en el béisbol de Grandes Ligas va en aumento cada año.