•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El centrocampista brasileño Kaká considera que, sin lesiones y con la oportunidad de iniciar la pretemporada con todos sus compañeros, espera pagar la deuda que aún tiene con los hinchas del Real Madrid y finalmente corresponder a las expectativas que su contratación despertó.
 
Kaká, en una entrevista que concedió el diario brasileño Jornal da Tarde en Sao Paulo, en donde pasa sus vacaciones, dijo confiar en que la próxima temporada será muy diferente a la pasada, que calificó como la más difícil de su carrera.

Afirmó igualmente que espera volver a jugar con la selección brasileña pero admitió que, para ello, primero tiene que jugar bien con el Real Madrid. "Mi esperanza es esa (ganar espacio en el Real Madrid al iniciar la temporada sin lesión) y estoy confiando en eso. Necesito participar en la preparación con todos los jugadores, sin necesidad de parar para tratar alguna lesión, para comenzar bien la temporada", afirmó.

"Sé que aún no correspondí a las expectativas, no apenas de la prensa y de los hinchas (del Real Madrid) sino también a las mías.
Quiero y confío en que ocurrirán muchas cosas buenas conmigo en el Real Madrid. A partir del momento en que conquiste la confianza del entrenador estoy seguro de que me pondrá a jugar en los partidos decisivos", agregó.

"Se trata de un gran desafío para mí (jugar en el Real Madrid como lo hacía en el Milán). No tengo que probarle nada a nadie. Mi desafío es probarme a mí mismo que puedo volver a jugar en el alto nivel que jugaba. Sin ninguna pretensión o arrogancia, gané todo lo que podía ganar en mi carrera. Tengo una gran motivación para volver a estar en alto nivel", afirmó.

El mundialista dijo que desde que está en el Real Madrid no consiguió alcanzar su auge físico, técnico y  psicológico, pero que ahora, con la ayuda de José Mourinho, espera lograrlo.

Kaká desmintió supuestas divergencias con Mourinho o que el entrenador no lo desee en el Real Madrid, y afirmó que "apenas tengo que agradecerle".
Agregó que, pese a las versiones de prensa sobre el supuesto interés de otros clubes europeos en ficharlo, su intención es permanecer en el Real Madrid, y que tanto Mourinho como los dirigentes del club le dijeron que contaban con él para este año.

Admitió que tiene una excelente relación con Leonardo (el brasileño técnico del Inter italiano) pero que nunca conversó con él sobre una posible transferencia. "Leo sabe que no quiero salir", dijo.

Kaká defendió las cuestionadas opciones tácticas de Mourinho en los cuatro partidos que el Real Madrid disputó con el Barcelona en los últimos meses y aseguró que las críticas son exageradas.

"Jugamos cuatro veces en poco tiempo y ganamos un partido, perdimos otro y empatamos dos. Lógico que ellos dominaron el balón más tiempo, pero en ninguno de los partidos fuimos nítidamente inferiores. Mourinho es muy inteligente y nos coloca a jugar de acuerdo con el adversario", aseguró.

Agregó que la alineación de un equipo con más volantes que delanteros fue la forma con la que Mourinho supo frenar a un Barcelona que toca mucho el balón, y tuvo resultado.

Kaká dijo que conversó con el seleccionador brasileño, Mano Menenez, sobre no disputar la Copa América para recuperarse físicamente del todo, pero que su deseo es volver a la selección brasileña, "pero primero tengo que jugar bien en el Real". "Espero tener esa oportunidad (disputar el Mundial de 2014 en Brasil), pero no sé en que condición estaré de aquí a tres año", afirmó.

Sobre las nuevas revelaciones brasileñas como Neymar, Lucas y Ganso, dijo que estarán poco tiempo en Brasil debido al interés de los clubes europeos. "Ellos tienen un talento impresionante y van a llegar muy lejos. Creo que Neymar está un poco más adelante, pero los tres son excelentes", afirmó.